clima

-

lunes, 17 de octubre de 2016

El Santo recupera la memoria de apoco

El Santo de la Ciudadela recibió en su casa a Brown de Adrogué, bajo el arbitraje de Luis Álvarez y en el encuentro válido por la décima fecha del Torneo de la B Nacional. El Santo recuperó la alegría al superar al equipo bonaerense por 2 a 1. 

San Martín llegó a este partido último en los promedios y por ello el equipo conducido por Diego Cagna debía repetir el triunfo conseguido ante Atlético Paraná por 1 a 0 en la última fecha. A los 18' y a los 22' del primer tiempo San Martín encontró los goles que le devolvieron la alegría gracias a Victor Soto y Mauro Quiroga, pero en el segundo tiempo, Luciano Nieto descontó para la visita. A pesar de que sufrió innecesariamente durante un lapso del complemento, fue el mejor partido de San Martín en defensa. 

Salvo algunas excepciones, el fondo estuvo sólido y los centrales se complementaron de manera correcta.

El final del primer tiempo llegó en el peor momento para San Martín. El equipo estaba jugando bien y había sacado una ventaja tranquilizadora. Quizás eso le jugó en contra.

En el segundo tiempo, el "Santo” entró dormido, le cedió terreno y pelota a su rival y lo pagó caro.

Brown, con más ganas que otra cosa, llegó al descuento e hizo que los fantasmas de los últimos partidos sobrevolaran La Ciudadela.

San Martín se sacó la mochila de no poder ganar en La Ciudadela por el torneo de la B Nacional y lo hizo en el momento justo.

Tras la bautismal victoria a orillas del Paraná, el equipo que dirige Diego Cagna jugó un primer tiempo casi perfecto y sacó rápido una ventaja que le dio aire para aguantar los embates del aguerrido Brown de Adrogué.

Con dos victorias seguidas, hoy el panorama es diferente.

Por lo que se vio en cancha, el "Santo” se sacó un peso de encima con la victoria del miércoles. 

El segundo gol fue una muestra de la tranquilidad que le dio al equipo el triunfo en Paraná y haber comenzado arriba en su cancha.

San Martín hizo correr la bola de derecha a izquierda y de atrás hacia adelante. Fueron 16 toques, en los que los jugadores visitantes la vieron pasar, hasta que el cabezazo de Quiroga besó la red.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud