clima

-

martes, 29 de noviembre de 2016

Los comedores escolares abrirán durante todas las vacaciones

La compleja realidad social por el aumento de la pobreza, la inflación y la desocupación. La proximidad con el fin de año. La cercanía del final de las "zafras” azucarera y limonera y, por ende, de miles de empleos estacionales. La combinación de estas situaciones llevó al Gobierno provincial a reforzar un 45% en lo que va del año partidas para diferentes dispositivos de acompañamiento alimentario (tienen por objeto complementar lo que los ciudadanos comen en sus casas). Pero también a gestionar ante la Nación el financiamiento para que 170.000 chicos sigan desayunando o almorzando en las escuelas a las que concurren durante el año.

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, había advertido hace algunos meses que había aumentado la demanda de alimentos. Se reunió con la ministra nacional de su área, Carolina Stanley, para explicarle lo que sucede en Tucumán. Ella le comentó que lo analizaría de acuerdo a las posibilidades con las que contaba. Semanas después, la funcionaria le comunicó al gobernador, Juan Manzur, que el dinero estaría disponible.

A contrarreloj

"Estamos muy conformes con la gestión que pudimos hacer ante la Nación. Tenemos alrededor de 170.000 chicos que tienen algún suplemento alimentario en las escuelas, muchos son almuerzo y otros, desayunos fortificados. Estaba inquieto por el tema alimentario”, afirmó Yedlin. 

Se mostró conforme y precisó que serán 472 las escuelas que permanecerán abiertas tras el fin del ciclo lectivo, durante los meses de enero y de febrero. El desembolso será de $ 24 millones. 

"Unas 422 tienen la modalidad de almuerzo, son todas del interior salvo una que es de La Costanera, en la capital. Mientras que 50 seguirán brindando el desayuno en el Gran San Miguel de Tucumán”, sostuvo. 

Afirmó que sin el aporte nacional hubiese sido imposible llevar adelante el proyecto. "Hay que agradecer a la ministra Stanley, porque hay ministros nacionales que nos están acompañando en la gestión. Como Guillermo Dietrich, de Transporte”, expresó.

Yedlin planteó que el trabajo para que se concrete la iniciativa es a contrarreloj por los tiempos administrativos y porque deben trabajar en conjunto con el Ministerio de Educación para mantener habilitados y en condiciones los edificios que, generalmente, permanecen cerrados durante el receso. "Habrá que ver cómo nos organizamos. Ya nos pondremos de acuerdo”, confió Yedlin. Por otro lado, junto a áreas como Cultura, Interior y Deportes planificarán actividades para que los niños no sólo vayan a comer, sino también a divertirse y recrearse, dijo. 

El proyecto elevado a la Nación, al que tuvo acceso LA GACETA, detalla que el área del ministerio involucrada en el Plan de Seguridad Alimentaria es la Secretaría de Articulación Territorial, que conduce Ramiro González Navarro, mediante la Dirección de Políticas Alimentarias, que dirige Carolina Nacher. 

La población a la que está destinada la ayuda, se describe, está conformada por chicos de entre cuatro y 14 años en riesgo social que concurren a escuelas públicas de nivel inicial y primario.

Destaca la importancia del desayuno para el desarrollo de los chicos. Está previsto que se destinen $4 millones durante los dos meses para 50 escuelas del Gran San Miguel. González Navarro subrayó que se presupuesta alrededor de $7 por chico. Destacó que el menú para la primera comida del día se diseña mediante las recomendaciones del Departamento de Nutrición. Incluye un producto lácteo -como yogur probiótico o leche- y un panificado, consignó el funcionario. 

"El desayuno reforzado en las escuelas en zonas peri urbanas del Gran San Miguel se brinda a través de la contratación de proveedores por parte de las autoridades del establecimiento escolar. Se utiliza este tipo de servicio en este grupo de escuelas, ya que presentan una matrícula muy grande y no cuentan ni con la infraestructura ni el personal necesario para elaborar la prestación. La prestación es planificada según el menú que establece la Dirección de Políticas Alimentarias. Cada responsable del establecimiento educativo es el garante del control de la prestación (calidad y cantidad)”, explica el plan.

Unos $12 se calcula, en tanto, por almuerzo. En total se invertirán $20 millones. 

"Se establecieron alternativas de menús junto con las cantidades correspondientes a utilizar según la matrícula y los mismos deben brindarse en forma cíclica, es decir que mensualmente solo se puede repetir el menú dos veces”, precisa. En este caso, se giran cheques a las directoras, que se encargan de comprar la mercadería y que se cocine en el lugar. Hay escuelas, sobre todo las de alta montaña que tienen albergue, que también brindan la cena. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud