clima

-

lunes, 13 de marzo de 2017

En menos de un año Raúl Castro dejará el poder en Cuba: lo que vendrá

Mientras la Casa Blanca revisará todos los acuerdos del gobierno anterior con la isla, se multiplican los rumores sobre la sucesión: el vicepresidente Díaz Canel u otro Castro

El presidente de Cuba Raúl Castro ha dicho varias veces que dejará el poder el 24 de febrero de 2018. 
Es decir que en menos de un año la generación histórica —como se denomina a los que combatieron en la Sierra Maestra y gobernaron el país desde 1959— terminará su extenso mandato. "Su anunciada salida del poder es tomada con suspicacia por algunos y vista como un hecho ineludible por otros", analizó 14yMedio.

"Sin embargo", agregó el sitio de Yoani Sánchez, "Castro puede mantener el mando del Partido Comunista hasta 2021, un cargo con poderes por encima del Ejecutivo y consagrados en la Constitución de la República".

Luego del descongelamiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos que se inició el 17 de diciembre de 2014 durante la presidencia de Barack Obama, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca podría cambiar esa perspectiva: el nuevo mandatario dijo que se van a evaluar todos los acuerdos y se manifestó descontento con La Habana. Se espera, en consecuencia, que en los meses que le quedan en el poder Castro impulse varias medidas. "Entre ellas está la Ley Electoral, que anunció hace dos años y que determinará el panorama político que deje tras su retiro".

También la economía es una cuestión capital para esa transición, o sucesión de un nuevo grupo generacional. El presidente de 85 años enfrenta una situación interna que no ha mejorado sustancialmente: "Los bajos salarios, la dualidad monetaria [Cuba tiene en circulación el peso cubano para los ciudadanos y una divisa que vale 25 veces más], el déficit habitacional y el desabastecimiento de productos son algunos de los problemas más acuciantes para los que la población espera soluciones", según 14yMedio.

Cuando se retire, Castró habrá cumplido 10 años en la presidencia —más dos desde que en 2006 sustituyó a su hermano Fidel, muerto en 2016—, el tiempo máximo que él mismo impuso como duración de los cargos políticos. Tomó esa decisión en 2013, cuando fue confirmado para un segundo mandato, y explicó que lo hacía para abrir el espacio político a los cubanos más jóvenes. "Uno de esos rostros —ilustró la web cubana independiente— ha sido Miguel Díaz-Canel, un político de 56 años que escaló a través de la estructura partidista y que ahora ocupa la vicepresidencia."

Con Díaz-Canel como vicepresidente y José Ramón Machado Ventura como segundo en el Partido Comunista Cubano (PCC), algunos imaginan un escenario de división del poder: Díaz-Canel en la presidencia (del Consejo de Estado y de Ministros, como se llama formalmente el cargo en la isla), y Machado Ventura como secretario general del PCC. "Sería una situación inédita para millones de cubanos que solo conocen la concentración de la autoridad en un solo hombre", según 14yMedio.

Otros especulan con la continuidad del apellido Castro por otros medios: uno de los hijos de Raúl Castro, Alejandro Castro Espín, actualmente asesor de seguridad nacional, es un economista que podría asumir el mando en lugar de Díaz-Canel. La web de Sánchez expresó una perspectiva intermedia: "Muchos sospechan que tras los rostros que ocupen los cargos públicos, el clan familiar seguirá moviendo los hilos" con Castro Espín, aunque todavía "no es miembro del Comité Central" del PCC.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud