clima

-

jueves, 7 de septiembre de 2017

“La falta de fondos de Nación nos produjo un vacío”

El presidente de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), Alfredo Calvo, se refirió esta mañana en rueda de prensa al proyecto del intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, de juntar firmas para intervenir el organismo encargado del sistema de agua y cloacas de la provincia.

Al término de una reunión con el presidente subrogante de la Legislatura a cargo del Poder Ejecutivo, Julio Silman, y el legislador, Marcelo Caponio, Calvo pidió recordar cuáles fueron las obras que realizó la SAT, aproximadamente desde 2003, para mejorar los servicios, no solo en la capital tucumana, sino en toda la provincia.

En esos 14 años, la SAT, detalló Calvo, hizo "el primer cordón sanitario; pusimos 27 kilómetros de caños y hemos podido incorporar al sistema a 150 mil habitantes de la zona sur que estaban en situación de colapso, que tenían hasta cuatro pozos ciegos por propiedad”.

"Venimos haciendo un trabajo constante. Ahora no tenemos memoria, pero hay que decir dónde empezamos. En el sistema cloacal de San Miguel de Tucumán solo teníamos incorporados a 250 mil habitantes; había una planta de tratamiento que estaba totalmente obsoleta y tirábamos (desperdicios) crudos al río, contaminándolo, durante más de 20 años”, enumeró.

Respecto a la planta de tratamiento de San Felipe, el titular de la SAT sostuvo que hoy el río ya no se contamina con desechos cloacales de la ciudad. "Hemos hecho la nueva planta de tratamiento moderna y hoy no contaminamos”.

Pero aseveró que "los recursos no son abundantes” y que en algunas zonas de la capital es necesario llevar adelante obras de gran envergadura, cambiando cañerías. "Se necesita dinero que antes lo recibíamos de la Nación. Hoy lamentablemente ese mecanismo no está del todo resuelto, lo que nos produjo un vacío en cuanto a seguir dando mejores respuestas”.

Respecto al agua potable, Calvo recordó que solo en San Miguel de Tucumán se hicieron 13 pozos y se alcanzó a un 95% de la población con ese servicio. "Invertimos $80 millones, y aumentamos la producción de (agua potable) a dos metros cúbicos más por hora para dar un mejor servicio”.
Por su parte, Caponio sostuvo que la iniciativa de juntar firmas "es una política demagógica del intendente” y culpó al gobierno municipal por las roturas en cañerías y la falta de desagües pluviales.

"El problema de la SAT respecto de los efluentes son ocasionados por la desidia del gobierno municipal que no ha hecho una inversión en desagües pluviales. Las grandes roturas de cloacas son principalmente por la falta de desagües que lleva a que se tranquen las cloacas con ripio, basura, piedras, y produzcan la emanación de líquidos cloacales, problema que a diario soluciona la SAT”, dijo.

La deficiencia de la municipalidad obedece a la falta un plan rector para obras, según Caponio, iniciativas que a diferencia de San Miguel de Tucumán sí lleva adelante el municipio de Yerba Buena, donde se está haciendo el canal San Luis y el bulevar 9 de Julio.

"En San Miguel de Tucumán cada vez que hay una lluvia fuerte se inundan todas las calles y colapsan las cloacas de la ciudad”, agregó Caponio y pidió al intendente "dejar de poner recursos en publicidad y poner la voluntad en solucionar los problemas de los tucumanos”.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud