clima

-

lunes, 30 de octubre de 2017

El cannabis: mitos, conspiraciones y oportunidades de negocios

¿Qué conclusiones ha logrado la ciencia hasta ahora? ¿Para qué enfermedades podría servir? ¿Qué oportunidades de negocios pueden generarse con sus derivados?

Algo queda claro: sabemos muy poco sobre el verdadero poder encerrado en esta planta de uso milenario. ¿Qué conclusiones ha logrado la ciencia hasta ahora? ¿Para qué enfermedades podría servir? ¿Qué oportunidades de negocios pueden generarse con sus derivados? ¿Quiénes y porqué hicieron lobby para prohibirla?

Infobae entrevistó a una de las grandes expertas mundiales en cannabis: Inbar Maymon Pomeranchik, doctora en ciencias de la planta con post doctorado del prestigioso instituto Weizmann.

La científica israelí lleva 15 años realizando investigaciones moleculares y genéticas sobre esta planta y hoy se desempeña también como consultora de nuevos negocios de medicinas, productos y dispositivos médicos a base de cannabis.

Pomeranchik vino a la Argentina en el marco de las Primeras Conferencias Internacionales "Sistemas Endocannabinoide y Cannabis Medicinal" que se realizaron esta semana en Buenos Aires con el apoyo de la Embajada de Israel en Argentina, la Universidad Hebrea de Jerusalem y el centro multidisciplinario de investigaciones Cannabinoides que contó con la presencia de destacados ciéntificos y la hístorica presencia en el país del doctor Yossi Tam.
¿Cuánto se conoce realmente sobre cannabis, sobre las sustancias que lo componen y su potencial?

— En 1960 el profesor Rafael Mechoulam en Israel encontró los dos componentes más grandes en el cannabis, que son el THC y el CBD. Pasaron 50 años. Hoy ya se sabe que hay 1.400 componentes en la planta, que se llaman "family effects". Todos ellos actúan sobre la persona cuando consume cannabis. Hace unos 17 años que se está investigando sobre sus beneficios en cáncer, Alzheimer, Parkinson y autismo. Y hay muchas enfermedades más en las que se está buscando entender cómo puede ayudar.

¿Qué hay en investigación médica con cannabis?

— Todavía no se sabe exactamente cómo actúa cada uno de esos componentes porque, en este caso se invierten los pasos de toda investigación médica. No es que se conoce cuál es la molécula. Empezás a ver qué pasa en ratones y después pasas a los monos y finalmente pasás a las personas. Acá lo que se tiene es la experiencia de la gente que consumió y que dice que el cannabis la ayudó. Sin embargo, hay que ver después cuál fue el cannabis que tuvo ese efecto positivo (porque hay muchas variedades) y saber específicamente cuál fue la molécula que ayudó y en qué enfermedad.

¿Qué se sabe sobre su poder curativo?

— Se sabe que existe un poder terapéutico pero lo que no se conoce bien aún es cuánto THC o CBD necesitás o cómo hay que combinarlos, entre ellos y con el resto de los componentes. Es decir, se conoce pero todavía no se sabe cómo se usa.

¿El uso de cannabis medicinal en enfermedades graves, como el cáncer, funciona como paliativo para el dolor, la relajación, aumento el apetito, etc?

— Hoy no se sabe nada de cannabis y cáncer. Todavía no encontraron que el cannabis cure el cáncer. Es algo que se investiga actualmente. Lo que sí se puede ver muy fácilmente es que el cannabis puede ayudar a los síntomas del cáncer y del Parkinson. Cuando la gente sufre dolores, contracturas, vómitos debido a los tratamientos con quimioterapia, el cannabis los ayuda mucho. Pero, otra vez, hay que entender qué cannabis, porque hay muchas variedades, en qué dosis y en de qué manera.
¿Para qué otras enfermedades puede servir?

— El cannabis ayuda en el autismo también. Esto sí se sabe. Hay un estudio clínico en Israel, el único hasta ahora, con 120 nenes, que todavía no se terminó, aún le falta un año de pruebas. Pero lo que se está viendo es realmente impresionante. Van a pedir que traten a sus hijos. El cannabis no cura a los chicos, pero tiene un poder asombroso sobre sus síntomas.
Pero atención, esto no quiere decir que los padres que tienen hijos con autismos tengan que salir a darle cannabis, porque eso sería muy peligroso. Es el equivalente a automedicarlos con un antibióticos que no saben lo que tiene y en las dosis que les ocurra. En este estudio que menciono, hay un cuerpo de médicos que analiza en profundidad el tipo de cannabis y la forma de administración en función de cada paciente.

Las oportunidades de negocios

¿Cuál es la actitud del mundo científico y la industria farmacéutica, ambos necesarios para impulsar el uso medicinal del cannabis?


— Hoy, todos los científicos entienden que "hay algo" en el cannabis. Hay que comprender que no es una droga médica, es algo muy, muy específico. Primero hay que saber exactamente qué hay adentro, hay que estudiarlo. Y en eso estamos los científicos, investigando a la planta en todos sus aspectos, desde cómo cosecharla hasta cómo hacer medicinas con ella. También hay un campo de estudios en todo lo que tiene que ver con dispositivos médicos, o cómo tenés que aplicar el medicamento para no fumarla. Eso no es trivial, porque a los médicos no les gusta dar a los pacientes una receta que indique que tienen que fumar algo, porque es perjudicial para los pulmones. Entonces hay toda una línea de productos que busca resolver ese punto, como aceites, pomadas, caramelos, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud