clima

-

lunes, 30 de octubre de 2017

Macri convoca a un amplio acuerdo nacional para crear empleo y reducir la pobreza

El Presidente quiere comprometer a la dirigencia opositora, empresarial y sindical a acompañar el plan de reformas que enviará al Congreso; el anuncio será al mediodía en el CCK

 Mauricio Macri no dará un detalle de las reformas que impulsará ni explicará el esfuerzo que les demandará a los gobernadores ajustar los números. Tampoco abordará minuciosamente la hoja de ruta que se planteó para los próximos dos años de su gestión de gobierno.

El encuentro de hoy en el Centro Cultural Kirchner tiene un sentido más amplio y, sobre todo, más profundo. Se trata de saldar una vieja deuda que tiene la Argentina, algo que no logró la dirigencia al menos desde la recuperación de la democracia, en 1983: alcanzar acuerdos básicos. Puntos sobre los que no importan ni el partido político ni la ideología. Terminar con el país pendular, donde el que llega al poder destruye al que se fue.

El mensaje que dará el Presidente hoy al mediodía ante gobernadores, dirigentes políticos, jueces, sindicalistas y empresarios será muy sencillo: los invitará a acompañarlo en la puesta en marcha de un "gran acuerdo nacional".

Los ejes que presentará el jefe del Estado incluyen temas macroeconómicos, institucionales y de educación. Todo incluido en dos objetivos fundamentales: la creación de empleo y la reducción de la pobreza.

Ésas son las metas generales que Macri expondrá ante los 170 dirigentes de distintos sectores que fueron invitados a la presentación, que no durará más de treinta minutos.
En los últimos días el jefe de Gabinete, Marcos Peña , fue el encargado de bajar el mensaje a la tropa. 

Se trata de la puesta en marcha de "una cajita conceptual", según les explicó el ministro coordinador a sus colaboradores. ¿Qué significa esto? Poner dentro de "la caja" sólo los temas en los que se pueden acordar políticas de largo plazo entre el oficialismo, la oposición, la Justicia y los empresarios.

"No es un programa de gobierno o un llamado a otra forma de gobernar, sino algo tan básico como ponernos de acuerdo en cuestiones fundamentales que logren que este crecimiento sea sostenible en el tiempo", explicó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio .

El Presidente considera que llegó el momento de sentarse a discutir los temas que "tienen que quedar fuera de la agenda político-partidaria". El contundente triunfo en las elecciones legislativas terminó de consolidar su poder, ya no hay debates en torno a la gobernabilidad de un hombre que llegó al Poder Ejecutivo sin pertenecer al peronismo o al radicalismo. Incluso, hoy nadie pone en duda que Macri está en condiciones de ir por la reelección.

Hoy será el primer paso. Pero ya asoma en el cronograma un segundo encuentro, esta vez sólo con los gobernadores. Será el 9 de noviembre en la quinta presidencial de Olivos. Ahí, en medio del debate sobre temas de agenda común, el Presidente volverá a insistir.

Macri dará un discurso de unos 30 minutos. Frente a él estarán los hombres y mujeres más poderosos de la Argentina: los mandatarios provinciales, salvo el sanjuanino Sergio Uñac, que se encuentra de viaje, y la cúpula de la CGT. Además, estarán los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, con su presidente, Ricardo Lorenzetti, a la cabeza. Los jefes de las bancadas de ambas cámaras y las cámaras empresarias.

Si bien habrá una asistencia casi perfecta, una de las pocas dudas es la presencia de Héctor Recalde, jefe de la bancada del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados. "Es algo que intentaron todos los presidentes", dijo a uno de los hombres fuertes del peronismo que aplaudirán al Presidente desde las primeras filas. "¿Por qué vamos? Ganó por más del 40 por ciento, no nos podemos hacer los boludos", lanzó el hombre de mil batallas y referente del sindicalismo.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud