clima

-

lunes, 13 de noviembre de 2017

Cuáles son los países de América Latina en que más gente dice que no le alcanza el dinero

El promedio regional descendió en los últimos diez años, pero aún sigue siendo alarmantemente alto. El dramático caso de la nación que en algún momento fue rica pero hoy tiene a ocho de cada diez habitantes viviendo con graves problemas de ingresos

El 44% de los latinoamericanos afirman que los ingresos que perciben no les alcanzan para "cubrir satisfactoriamente sus necesidades" y las de su familia, según el Informe 2017 de Latinobarómetro. 

Al mismo tiempo, el 42% dice que "les alcanza justo" y sólo el 12% que están lo suficientemente bien como para ahorrar. Lo positivo es que hubo una reducción de nueve puntos porcentuales desde 2009, cuando el 53% decía que no ganaba lo suficiente. Lo negativo es que el 44% actual es el mismo que hace 20 años.

"La región se benefició desde 2003 de un boom en los precios y la demanda mundial de materias primas que la llevó a crecer a tasas promedio cercanas al 4% anual hasta 2013. Si excluimos a México del agregado regional, 70 centavos de cada dólar exportado en América Latina corresponde a materias primas agrícolas, energía y metales. Este patrón de crecimiento trajo consigo inversiones, dinamismo en los mercados laborales, y recursos fiscales que permitieron un mayor margen de maniobra desde el ámbito fiscal", dijo a Infobae el economista del desarrollo Eduardo Ortiz-Juarez, investigador del King's College de Londres.

Alejandro Cid, profesor de economía de la Universidad de Montevideo, sostuvo que "es algo muy positivo que disminuya el número de personas que dice que sus ingresos no son suficientes para vivir". Sin embargo, en diálogo con Infobae, recalcó que "el problema de América Latina hoy es la calidad de los servicios de salud y educación a los que accede la gente menos favorecida".

El país que atraviesa la situación social más dramática es Venezuela, donde el 78% de los encuestados aseguran que el dinero que ganan lo les alcanza. Son 18 puntos más que el segundo más afectado, que es República Dominicana, con un 60 por ciento.

"En los primeros 6 o 7 años de la Revolución Bolivariana, la pobreza bajó. Pero con la crisis por el descenso de los precios del petróleo en 2010 y 2011 empezó a repuntar y ahora ha alcanzado niveles no conocidos en los últimos 50 años de la historia del país. Los datos de Latinobarómetro están en el contexto de esta situación en la que los índices de inflación y de pobreza son incontrolables, y hay una escasez generalizada de alimentos", explicó Héctor Lucena, doctor en ciencias sociales y profesor de la Universidad de Carabobo,

Detrás de Venezuela y de República Dominicana hay tres países de América Central: Nicaragua (55%), Honduras (50%) y Guatemala (50%). Se mida como se mida, este subcontinente sigue siendo el de menores niveles de desarrollo económico y social. La gran diferencia con el resto de la región es que no se pudo beneficiar del boom de los commodities que impulsó el crecimiento en las naciones andinas y del Cono Sur.


"Estos dos grupos de países tienen una estructura productiva y comercial sesgada a las materias primas, en tanto que Centroamérica es más industrial —dijo Ortiz-Juarez—. Así, las fuerzas que ocasionaron cambios positivos en la mayoría de países de América del Sur son muy distintas a las de Centroamérica. En 2015 aún cerca de la mitad de la población de los países centroamericanos vivía en la pobreza. 

Han experimentado mejoras graduales, pero han sido relativamente nuevas, más o menos desde 2010, coincidiendo con la recuperación de la actividad industrial en América del Norte".
Sorprendente, el país que tiene la menor proporción de personas con ingresos insuficientes es 
Brasil, con 31 por ciento. Si bien en la última década redujo notablemente la miseria, ningún organismo internacional lo sitúa como el país con menos pobres de la región. En cambio, no aparecen tan bien posicionados los dos que para la CEPAL tienen los mejores indicadores, que son Uruguay y Chile. Uno está sexto, con 37%, y el otro séptimo, con 38 por ciento.

Después de Brasil, comparten el segundo puesto, con 34%, Costa Rica y Paraguay, otro que tampoco tiene los mejores indicadores de condiciones de vida cuando se miran los datos socioeconómicos que se estiman habitualmente. Esto revela las tensiones que se pueden producir al comparar los datos objetivos, que miden los ingresos absolutos de las personas y los comparan con lo que pueden comprar en el mercado, y los subjetivos, que consisten en preguntarles directamente a los individuos cómo perciben su situación. El criterio con el que alguien responde si gana "lo suficiente para cubrir sus necesidades" puede ser muy variable, porque depende mucho de sus expectativas y ambiciones. Difícilmente sea igual para una persona que descendió en la escala socioeconómica que para una que ascendió, aunque terminen en posiciones similares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud