clima

-

martes, 21 de noviembre de 2017

"La gente quiere saber de qué se tratan la reformas"

Cristina Fernández cerró el Encuentro de Mujeres Peronistas del Norte Grande que se realizó en El Cadillal. En su discurso criticó duramente las nuevas reformas que se preparan para debatir en el Congreso de la Nación y pidió que las medidas sean debatidas de forma pública, abierta y participativa al considerar que implican pérdidas de derecho.

"Este es un régimen macrista, por así decirlo. En el régimen macrista las normas no son las de la constitución, no son las del derecho laboral, no son la del Estado de derecho. Es eso, un régimen; un régimen macrista", arrancó la ex mandataria nacional antes de detallar por qué considera que los cambios que propone el presidente Mauricio Macriresultan negativos.

Fernández de Kirchner recordó los 90 y la crisis del 2001, épocas que utilizó como parámetro para fundamentar que las nuevas reformas afectarán a la población en lugar de beneficiarla. "No se trata de maldad y de bondad, simplemente sabemos que esas políticas conducen a resultados nefastos. Si nos hundieron en los 90, ¿por qué ahora nos van a salvar? ¿Cuál es la lógica de todo esto?", se preguntó y enfatizó: "Los derechos de los trabajadores no perjudican un proceso económico, por el contrario, lo hacen mas robusto".

El discurso de la ex presidenta duró media hora y lo dio sentada, por el calor abrasador. Se defendió de las acusaciones que aseguran que las reformas son necesarias por el estado en que recibió el país la nueva administración. "Después de 12 años de reformas y experimentos neoliberales, esa era la Argentina que recibimos en el 2003. Pasaron 12 años en los que se restituyeron derechos. Además incluíamos a los millones de argentinos que quedaron a la vera del camino. Con derechos redujimos el trabajo en negro", puntualizó.


Cristina retomó luego el hilo de las reformas y volvió a insistir en que significarán una reducción de derechos para la población. En este sentido, solicitó que el debate se de en un ámbito público y abierto y que la gente pueda participar. "Quieren cambiar la forma en como le dan la plata a ustedes; afecta a 17 millones de argentinos. No queremos reformas entre gallos y medianoche, no queremos tratamientos express de las leyes. Queremos un debate abierto, público y participativo", enfatizó y luego exclamó evocando la emblemática frase de la Revolución de Mayo: "El pueblo quiere saber de qué se tratan la reforma previsional, la laboral y la tributaria".

Acompañaron en el escenario a la ex mandataria nacional, la actual presidenta del Partido Justicialista de Tucumán, Beatriz Rojkés de Alperovich, y su hija Sara Alperovich.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud