clima

-

lunes, 27 de noviembre de 2017

Los prefectos fueron atacados a tiros por mapuches y respondieron con "disparos intimidatorios"

Un día después de que se conociera la muerte de un joven mapuche en la localidad de Villa Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche, el Ministerio de Seguridad de la Nación dio a conocer un comunicado oficial en el que asegura que la patrulla de Prefectura Naval que realizaba un rastrillaje por la zona, fue atacada con armas de grueso calibre por un grupo de entre 15 y 20 mapuches, a lo cual respondieron con "disparos intimidatorios"hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes".

De acuerdo con el informe oficial, un equipo de cuatro efectivos de la Agrupación Albatros de la Prefectura Naval Argentina que cumplía con la orden del juez federal Gustavo Villanueva, realizaba rastrillajes en la zona de Villa Mascardi para recabar información e identificar a los manifestantes prófugos, luego del desalojo realizado el día jueves sobre los terrenos tomados por el RAM.

En ese momento, la patrulla se cruzó con un grupo de entre 15 y 20 personas que estaban "encapuchadas, con máscaras antigases de tipo militar y banderas con lanzas que en sus puntas tenían atados cuchillos. Además, otros portaban armas blancas". De acuerdo con el relato, los prefectos se separaron para intentar buscar refuerzos: mientras dos lograron mantenerse a salvo, otros dos "se encontraron de frente con este grupo de 15 a 20 personas encapuchas y armadas". "Los dos Albatros dieron la voz de 'Alto Prefectura', que no fue acatada", explica el comunicado, y añade que 

"El grupo comenzó una agresión contra los Albatros con piedras, boleadoras y lanzas. Uno de los efectivos, cumpliendo con las normas legales y de uso racional de la fuerza, repelió el ataque con un arma no letal con munición no letal de pintura con motivo de hacer cesar la actitud violenta del grupo en cuestión y de hacerlos retroceder".

Una vez que la patrulla logró volver a reunirse, "se cubrieron detrás de los árboles, intentando resguardarse de la agresión" de los mapuches, que los atacaban "con todo tipo de armas". 

"Inmediatamente se escucharon gritos por parte del grupo de encapuchados, que decían 'los vamos a matar, son pocos, son cuatro' y, acto seguido, los efectivos escucharon fuertes estampidos en dirección a su posición y observaron a dos o más personas portando armas de fuego que, por el sonido y el efecto de las efracciones, daban cuenta de ser de grueso calibre. Además, se dieron cuenta del calibre de las balas porque arrancaron ramas gruesas de cuajo".

Así, tras percibir que los mapuches realizaban "movimientos tácticos militares" y adoptaban "una formación de emboscada envolvente sobre los cuatro efectivos", que "demostraba la preparación militarizada del grupo", tras intentar comunicarse con la base, un prefecto utilizó "una granada de aturdimiento flash bang". En ese contexto, y mientras intentaban replegarse en medio de las balas, se cubrieron "con disparos de fuego intimidatorios siempre en dirección hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes, ya que no se podía visualizar más a aquellos hombres que se encontraban disparando con armas de fuego".

Tras ese momento de máxima tensión, los prefectos lograron replegarse sin necesidad de efectuar más disparos. "Posteriormente, se tomó conocimiento sobre la existencia de personas heridas, una de ellas de gravedad. A las 18.00 horas aproximadamente, desde la ladera de la montaña y en la zona próxima al puesto de la Prefectura Naval, descendieron dos personas con una tercera que estaba herida"


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud