clima

-

lunes, 27 de noviembre de 2017

Megacausa ESMA: los pilotos de los vuelos de la muerte esperan sentencia

Cuando el miércoles 29, en las primeras horas de la tarde se conozca el veredicto de la megacausa ESMA en su tercer tramo, se sabrá si para la Justicia argentina los acusados de participar en los vuelos de la muerte son culpables o inocentes. El juicio duró cinco años y tiene 54 acusados.

Uno de ellos, Julio Poch, exmarino y ciudadano holandés, es apoyado por una campaña internacional que pide su inocencia. Durante una cena en Bali con compañeros de la empresa Transavia, Poch justificó en inglés su participación en los vuelos asesinos. Ya detenido, basó su defensa en que hubo un malentendido producto de la barrera idiomática. Sin embargo, la fiscalía detectó irregularidades en su libreta de vuelos, y pudo acreditar su participación en operativos antirrepresivos conjuntos con Paraguay durante la dictadura.

Otro de los acusados, Emir Sisul Hess habló de su intervención en los vuelos con empleados de un complejo turístico que gerenciaba. Rubén Ormello, mecánico militar, hizo lo mismo con colegas en el Aeroparque.

Gonzalo Torres de Tolosa, colaborador civil del grupo de tareas que funcionaba en la Escuela de 
Mecánica de la Armada bajo el nombre de guerra de Teniente Vaca, fue mencionado por el marino arrepentido Adolfo Scilingo por estar a bordo de los aviones que arrojaban prisioneros desaparecidos adormecidos con pentotal desde las naves.

Fue Scilingo, condenado en España a una larguísima sentencia por su participación en dos vuelos, quien nombró a otros intervinientes, por ejemplo Jorge Vildoza, también apropiador de un niño y largamente prófugo,y Carlos Daviou, juzgado en este largo proceso.

El exmarino precisó qué aviones se usaban para concretar el método de exterminio. Eran los Electra Lockheed 188 de la Armada y los Short Skyvan, dependientes de la Dirección de Aviación de la Prefectura Naval. Estos últimos, compactos, espaciosos y resistentes son conocidos como las "cajas de zapatos" o "heladeras" volantes y son apreciados por los aviadores.

Una de esas naves, fue vendida por la fuerza y aún se encuentra activa en el traslado de bultos desde Fort Lauderdale a Bahamas, en manos de un correo privado. Allí, Telenoche Investiga halló - en 2009 planillas de vuelo- el historial técnico del avión que detallaba fecha, origen y destino, duración y nombres de los pilotos de todos los vuelos realizados, requerimiento para su pase de manos en cada venta.

Esas planillas reflejaban, según la opinión de varios pilotos, viajes totalmente inexplicables desde el punto de vista aeronáutico. Eran nocturnos, al borde de la autonomía de vuelo, con el mismo origen y destino. Por ejemplo, partida de Aeroparque con regreso a Aeroparque, con una duración de casi cuatro horas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud