clima

-

lunes, 6 de noviembre de 2017

Tiroteo en una iglesia de Texas: hay al menos 26 muertos

Las matanzas parecen no tener freno en los Estados Unidos.Pocos minutos después de las 11.30 de la mañana, el hombre ingresó a una iglesia bautista de una pequeña comunidad rural en Texas y disparó a mansalva contra los feligreses en plena misa. En medio de la desesperación de la gente que se tiraba al piso e intentaba refugiarse de las balas entre los bancos, el asesino mató al menos a 26 personas, entre ellas la hija del pastor, de 14 años, y decenas resultaron heridas. El tirador murió tras escapar en su vehículo. Se ignora aún quién lo abatió.

La matanza ocurrió en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, una comunidad de unas 500 personas a 45 kilómetros al sureste de San Antonio, que enseguida se pobló de fuerzas de seguridad, incluido el FBI.

Según el gobernador de Texas, Greg Abbott, el número de víctimas fatales ascendía a por lo menos 27. De confirmarse estos números, sería la matanza más sangrienta en una iglesia en la historia moderna de los Estados Unidos.

Varios testigos declararon que el hombre –que extraoficialmente fue identificado como Devin Patrick Kelley, de 26 años—abrió fuego contra los fieles aparentemente con un rifle de asalto semiautomático, que permite disparar ráfagas de forma continuada. El pastor de la iglesia, Frank Pomeroy, dijo a ABC news que su hija, de 14 años, estaba entre los fallecidos.

Se desconocen los motivos que habrían llevado a Kelley, que vive en un suburbio cerca de San Antonio, a cometer la masacre en Sutherland Spring y tampoco se sabe si estaba ligado a algún grupo terrorista. La policía y el FBI estaban investigando su casa y en sus redes sociales en busca de pistas. Aparentemente había subido a Facebook hace unos días una foto suya con un rifle semiautomático.

José González, un cajero de una estación de servicio frente al templo dijo a la CNN que escuchó unos 20 disparos “en rápida sucesión mientras se realizaba la misa”. “Estamos en shock”, agregó.
​El hecho alteró la calma de esa pequeña comunidad rural, de mayoría de población anglosajona y con un 20% de origen latino. “Es gente tranquila y buena, que vive del campo y la ganadería, o trabaja en el sector de petróleo y energía”, dijo González.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud