clima

-

lunes, 18 de diciembre de 2017

Dos jueces de la Corte ya se excusaron en una causa de Farmacity que genera tensión


Rosatti y Rosenkrantz se apartaron en un expediente de la cadena comercial que fundó Quintana, el vicejefe de Gabinete

 El desembarco en la provincia de Buenos Aires de Farmacity, la cadena de farmacias que fundó Mario Quintana , vicejefe de Gabinete, genera tensión en el ámbito comercial y en la Justicia. El expediente, que aterrizó hace cuatro meses en la Corte Suprema, ya generó que se excusaran los ministros Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti por sus supuestos vínculos con la empresa.

La sombra de Quintana, uno de los funcionarios más cercanos al Presidente, atraviesa el caso Farmacity. La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), que está en contra de la expansión de la red de farmacias, acusa al funcionario de "forzar" a la Justicia para que "propicie una ley a medida de Farmacity". 

El vicejefe de Gabinete, que mantiene el 3% de las acciones de la empresa, radicó en 2010 la denuncia contra la provincia de Buenos Aires -cuando era CEO de la compañía-, demandas que también replicó contra Mendoza y Santa Fe, por dificultades en la expansión de la empresa.

En Farmacity, en cambio, sostienen que Quintana ya no mantiene ningún tipo de relación con la empresa desde que dejó su cargo, en diciembre de 2015, antes de asumir como funcionario público. 

Ante la consulta , argumentaron que la ley bonaerense no respeta "los derechos de propiedad, igualdad, comercio y ejercicio de la industria lícita".

El conflicto comenzó en 2010, cuando Farmacity quiso instalar un local en Pilar, habilitación que fue negada por el Ministerio de Salud bonaerense. La legislación provincial no permite la explotación de farmacias por parte de sociedades comerciales o fondos de inversión, al considerar que las farmacias cumplen un rol de servicio público.

"Las barreras para ingresar a la provincia de Buenos Aires son violatorias de los derechos de Farmacity de poder ejercer su actividad y perjudican a la población, dado que esa provincia ostenta la menor densidad de farmacias del país",

Quintana, entonces CEO de Farmacity, decidió judicializar el conflicto. La empresa contrató a al estudio Bouzat, Rosenkrantz & Asociados, donde en ese momento se desempeñaba el actual ministro de la Corte. La defensa de Farmacity planteó la inconstitucionalidad de un artículo de la ley bonaerense, pero su reclamo fue desestimado en primera instancia, después por la cámara y, por último, por la Suprema Corte provincial. Farmacity, entonces, impuso un recurso en queja ante la 

Corte Suprema de la Nación. Cuando el expediente llegó al alto tribunal, Rosenkrantz, quien dejó su estudio privado cuando asumió en la Corte, se excusó por haber tenido contacto directo con la causa como abogado de Farmacity.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud