clima

-

lunes, 11 de diciembre de 2017

El Santo cerró el año con un deslucido empate

El Lobo Jujeño igualó sin goles en el 23 de Agosto frente a San Martín de Tucumán que no mostró un buen juego. Gimnasia quedó décimo y se despide el año con posibilidades de jugar Copa Argentina. El estadio tuvo una buena cantidad de hinchas, sobre todo por los simpatizantes "neutrales"

El equipo de Astudillo se despidió del 2017 sin lograr acercarse a los líderes y mantiene la incógnita si podrá jugar Copa Argentina y clasificar al octogonal que se jugará el año que viene en la B Nacional.

El segundo tiempo de los dirigidos por Astudillo fue mejor y es ahí donde generó las situaciones más claras para definir el encuentro a su favor a través de Blanco, Tesuri y Salces.

Gimnasia perdió la posibilidad de cerrar el año con un triunfo ante su gente que lo acompañó más que nada motivado porque del otro lado también habían simpatizantes tucumanos, aunque San Martín al principio parecía local. Un triunfo le hubiese significado al Lobo escalar en la tabla y quedar muy cerca de los líderes, pero en la calurosa tarde jujeña en la que los hinchas fueron bañados por los Bomberos, apenas pudo lograr un empate en cero frente a un pálido y hasta especulativo San Martín de Tucumán.

El campo de juego tampoco ayudó para que ambos equipos jugaran bien, aunque Gimnasia sobre los 15’ tuvo la situación más peligrosa de la primera parte, cuando Salces llegó hasta el fondo y de primera mandó un centro que encontró la cabeza de Blanco y la pelota pasó rozando el palo. Luego hizo lo mismo Tesuri quien habilitó al delantero que en este partido no pudo convertir.
Serrano y Olmedo le cortaron el circuito al mediocampo a San Martín, que mostró una imagen opaca y no aprovechó la velocidad de Gonzalo Rodríguez ni la  capacidad goleadora de Claudio Bieler.

En la segunda etapa, Gimnasia debió coronar con un gol el esfuerzo y las claras llegadas que tuvo por medio de Tesuri en un mano a mano y otra vez de Blanco. Después de una corrida de Ferreyra que jugó un buen encuentro. Por su parte San Martín siguió transitando sin trascendencia en la mitad de la cancha y no pudo mejorar su juego.

Gimnasia sigue de empate en empate, se ubica décimo con 15 puntos y no gana en forma consecutiva en su cancha cuando el equipo tiene que despegar y aprovechando el empate de visitante en la fecha anterior. Así se le hará muy difícil pelear arriba y tener chances de clasificar al reducido para subir a primera. El Lobo está muy lejos de lograrlo, no sólo por la falta de definición y el mal estado del campo de juego para lo que Martín Astudillo pidió a los dirigentes un tratamiento especial el año que viene, sino también por la falta de creerse protagonista y transitar el camino de la mediocridad y la intrascendencia. Para ser protagonista hay que pelear un campeonato con mucha más actitud y fútbol, que Gimnasia todavía no ha demostrado del todo. La regularidad y saber a lo que juega será una de las consignas a cumplir el año que viene si quiere pelear entre los primeros, por ahora parece ser que el objetivo sólo es permanecer.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud