clima

-

martes, 12 de diciembre de 2017

La Supercopa de la discordia: Boca y River no se ponen de acuerdo ni en la fecha de la final

Debería disputarse en febrero, pero podría postergarse meses; no se enfrentan en una final oficial desde diciembre de 1976

Los hinchas de Boca y de River esperan una final de título entre los dos equipos que no se disputa desde hace 41 años. La ocasión está servida: el campeón del torneo local y el ganador de la Copa Argentina deberán enfrentarse en la próxima Supercopa. Pero el panorama es incierto, no hay acuerdo sobre las fechas disponibles para llevar adelante el partido y la magna final podría postergarse varios meses.

La Supercopa es, tradicionalmente, uno de los primeros partidos del nuevo año, cuando el calendario está menos apretado y es más sencillo acomodar el choque. En 2016 y 2017 se disputó en febrero; pero en Boca no quieren jugarlo en esa fecha porque entienden que el equipo está menos preparado por entonces, luego de las vacaciones, que uno o dos meses más tarde, cuando ya recuperó el ritmo de competencia. Aunque el plantel que conduce Guillermo Barros Schelotto vuelve a trabajar el próximo martes 2 de enero, la memoria del 0-4 que le propinó San Lorenzo en febrero de 2016 le pone el freno a la posibilidad del choque temprano; una caída catastrófica puede provocar además un efecto adverso sobre la continuidad del entrenador, como sucedió en ese momento con Rodolfo Arruabarrena. A River, que en febrero pasado cayó 3-0 ante Lanús, tampoco le hace mucha gracia esa fecha.

Pero el calendario está compactado por la omnipresencia del Mundial de Rusia, que recorta los plazos disponibles. Entre marzo y mediados de mayo ambos equipos disputarán la fase de grupos de la Copa Libertadores, y al mismo tiempo estarán atentos a la Superliga. La doble competencia les restará frescura para disputar ese compromiso adicional, que los hinchas de uno y otro ansían protagonizar.

La única vez que Boca y River disputaron una final de torneo ocurrió en diciembre de 1976, cuando ambos super rivales definieron el título del Nacional. El partido se llevó a cabo en el estadio de Racing y se definió con una avivada de Rubén Suñé que madrugó a Ubaldo Fillol y señaló, de tiro libre, el 1 a 0 con que el equipo auriazul anotó el doblete de aquel año: Metropolitano y Nacional.

Los inconvenientes se suman. La selección argentina llevará adelante una mini-gira durante marzo (entre el 19 y el 27), por Europa, contra rivales a confirmar, y el entrenador Jorge Sampaoli podría perfectamente convocar a jugadores de ambos conjuntos, como Cristian Pavón o Enzo Pérez. Eso no solamente debilitaría ambas formaciones, sino que agregaría un elemento adicional para la discusión: ¿qué tal si convoca más jugadores de un club que del otro? Otro argumento propicio para que promuevan la postergación los dirigentes que pretenden no dar ventajas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud