clima

-

miércoles, 11 de abril de 2018

“Un Lio Menos”


Messi tiene la mira perdida. Se lo ve desorientado, con ganas de que lo trague la tierra. Sufre, no lo puede creer, se va solo de la cancha y le gustaría volver por un túnel a Catalunya para ver a Antonella y sus tres hijos.

Llora Iniesta, lagrimea, se nota en sus ojos todo ese inmenso dolor, ¿en su último partido de Champions? Justamente después de haber compartido 100 con Messi en esta competencia. Conmueve ver así al crack mundial.

Luis Suárez reclama la falta de concentración en el gol de cabeza, mientras su compañero Semedo cae al piso y se agarra la cabeza, golpeado porque lo primereó un griego para el tercero.
Manolas corre, celebra con sus compañeros, mientras Messi se seca la frente con su brazo derecho. Descontrol Olímpico en la capital italiana.

Hay locura en Roma, total, porque un 3-0 al Barcelona es un milagro, después de un 4-1 el miércoles anterior en el Camp Nou. Y la clasificación llega por ese gol de visitante que no se festejó mucho en el partido de ida. Y hasta el presidente se tira al agua en la Piazza del Popolo.

Hay decepción de las grandes en Barcelona, porque el equipo que venía desfilando en Champions y era claro favorito, cayó estrepitosamente. Y cuánto ruido hizo, tirando abajo el sueño de volver a levantar la Orejona (la última fue en 2015).

Hay incredulidad en el mundo del fútbol, si hasta el alemán Kloop (talentoso DT del Liverpool) pensó que era una broma cuando le contaron que el Barcelona había sido eliminado.
H​ay dolor en Catalunya y en los fanas del mundo que tiene el Barcelona porque el equipo esta vez no dio la talla, ni con mayor posesión de pelota pudo hacer daño. Y fue seriamente dañado...



0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud