clima

-

jueves, 3 de mayo de 2018

Boca sigue con vida


Era una final, como tantas otras supo jugar y ganar Boca en sus tiempos dorados. Y aquí tenía que lograr el triunfo para no depender de los factores externos. Una victoria lejos de casa, en un escenario hostil desde el punto de vista climático, era necesidad y urgencia en este equipo para afirmar la ilusión de la séptima y cerrar el bicampeonato de la mejor manera. Sin embargo, le faltó un plus. Y ese parece ser el problema que jaquea al líder de la Superliga.

En los mano a mano decisivos, no aparece el fuego sagrado ni la muñeca del entrenador para romper el molde con los cambios. Desde la semi con Independiente del Valle, las eliminaciones en la Copa Argentina, la derrota con River y este duelo con Junior, un equipo limitado, aferrado al calor como aliado y al vertiginoso Jimmy Chará.

¿Cómo mirar el vaso medio lleno? Una derrota hubiera sido terminal para el ciclo de su entrenador y la vuelta olímpica, esa que parece inminente, habría tenido un sabor diferente. Teniendo en cuenta el nivel de Junior, requerirá de un milagro en San Pablo ante Palmeiras, que ya mostró superioridad en este grupo. Boca deberá vencer a Alianza Lima y esperar un desenlace lógico. Si derrota los peruanos y no sufre el batacazo colombiano, podrá respirar aliviado durante el Mundial a la espera de los refuerzos, la recuperación de Gago y Benedetto y en octavos de final.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud