clima

-

lunes, 7 de mayo de 2018

Boca venció 2-0 a Unión y se encamina hacia el bicampeonato


Al equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto le costó quebrar la resistencia del "Tatengue", pero dos goles de "Wanchope" Ábila lo dejaron a las puertas del título

Tras una semana cargada de tensiones por el empate ante Junior en la Copa Libertadores, el líder Boca quedó en la puerta del bicampeonato al superar 2-0 a a Unión de Santa Fe, en un partido correspondiente a la vigésima sexta fecha de la Superliga.

Ramón Wanchope Ábila anotó los dos goles del vencedor, en un duelo que Boca debió trabajar con intensidad ante la resistencia del Tatengue. El encuentro se disputó en el estadio Alberto J. Armando, con el arbitraje de Germán Delfino.

Si Boca suma un punto el miércoles desde las 20 en el Bosque, se consagrará campeón de la primera edición de la Superliga.

El elenco de Leonardo Madelón sorprendió con el planteo. Tal vez buscando usufructuar la presión del local por el triunfo de Godoy Cruz y la situación que vive en la Libertadores, tal vez impulsado por su propia necesidad de un buen resultado para asegurar su acceso a la Sudamericana. Lo cierto es que presionó alto, intentando molestar la salida de Boca.

Los primeros cinco minutos, incluso, logró jugarlos en campo adversario. Pero, de a poco, moviendo el balón, el Xeneize consiguió ir avanzando en el terreno de juego.

Manejó mucho más la pelota el dueño de casa, pero una vez más, como le sucedió en Barranquilla, le faltó profundidad. De todas maneras, tuvo la mejor chance de gol a los 24 minutos.

Wanchope Ábila aguantó la pelota de espaldas y Pavón, de la derecha hacia el centro, sacó un remate furibundo que terminó sacando el arquero Nereo Fernández mediante una tapada fenomenal.
Guillermo intentó sumarle todavía más ritmo al ataque y apostó al ingreso de Gonzalo Maroni por 

Carlos Tevez, a los 13 minutos de la segunda parte, en una movida táctica controvertida, dado que dejó al ídolo (de flojo partido) sin buena parte de la etapa complementaria. También probó con Oscar Benítez.

Pero Unión logró bajarle un poco el ritmo al vértigo sumándole a De Iriondo, un volante central, para tabicar el centro del campo. Y, cuando empezó a animarse, incluso a asustar desde la pelota parada, otra vez se puso la capa de salvador Pavón.

A los 32 minutos, tras un milimétrico pelotazo de Pablo Pérez, Pavón dibujó una asistencia quirúrgica para Ábila, quien anotó el 1-0.

Y Wanchope le puso el sello a la victoria a los 42′, recibiendo apareado con un defensor, quitándose la marca con un giro, gambeteando al arquero Fernández y definiendo con el arco vacío: 2-0.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud