clima

-

jueves, 31 de mayo de 2018

La obsesión de Guillermo por sus ex dirigidos en Lanús:


Guillermo Barros Schelotto comenzó su carrera como entrenador en Lanús, donde consiguió alzarse con la Copa Sudamericana en 2013 y ser protagonista en varios torneos locales. Su estadía en el Granate lo marcó a fuego, a tal punto que a la hora de pedir refuerzos siempre mira hacia el Sur.

En cada reunión con Daniel Angelici, algún ex dirigido se pone sobre la mesa y este mercado de pases no fue la excepción. Hasta el momento sólo logró "repatriar" a dos jugadores, aunque ahora irá por más.

Luego de insistir durante meses, el Mellizo logró el arribo de Paolo Goltz para ser caudillo en la defensa, algo que el marcador central logró realizar hasta que una seguidilla de lesiones lo marginó. Un caso distinto fue el de Junior Benítez, quien arribó como recambio y nunca pudo ganarse un lugar.

El DT tiene debilidad por Agustín Marchesín, recientemente nombrado como "mejor arquero del fútbol mexicano". Le encanta su temperamento y su forma de jugar; pero aunque lo volvió a pedir, el presidente del club le avisó que es prácticamente imposiblesacarlo del América de México.

Ante este panorama, Angelici comenzó a moverse por Nahuel Guzmán, actualmente el tercer arquero de la Selección argentina. Como lograr su desvinculación de Tigres no será sencilla, un viejo conocido salió a escena: Esteban Andrada.

Para el fondo, la gran obsesión de Barros Schelotto es Gustavo Gómez. Gustavo lo conoció en Libertad cuando era ayudante de Gregorio Pérez y en Lanús se transformó en caudillo. No jugó ni un minuto en el último semestre en Milan, pero su ficha está tasada en 7 millones de dólares.

El presidente de Boca viajará la próxima semana a Italia para intentar cerrar su llegada. Otra complicación es el elevado sueldo que percibe en el Rossonero y que tiene una tentadora oferta del Palmeiras de Brasil.

Una opción para la defensa es Carlos Izquierdoz, quien acaba de ser campeón en el fútbol azteca con Santos Laguna -su cuarto título en la institución-. El club mexicano lo tasó en 7 millones de dólares y no tiene muchas intenciones de negociar con el Xeneize, tras lo sucedido con Agustín Marchesín.

Durante su travesía por Europa, Angelici también se dirigirá a España para dialogar con la dirigencia del Sevilla y pedir condiciones por Guido Pizarro, futbolista que brilló bajo el ala del Mellizo. Aunque no es titular en el equipo andaluz, lograr su desembarco no será sencillo para el conjunto argentino.

Otro ex Lanús aparece en la nómina de mediocampistas. Se trata de Miguel Almirón, quien llegó al Granate por pedido de Guillermo pero que explotó con Jorge Almirón. Actualmente es la principal figura del Atlanta United del Tata Martino, entidad que lo contrató tras desembolsar 10 millones de dólares. Es uno de los mejores pagos de la MLS. Suena más a un deseo que a una posibilidad real.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud