clima

-

martes, 8 de mayo de 2018

Lanzan un plan para que 2 mil escuelas vulnerables bajen 10% la deserción y la repitencia


El diagnóstico es conocido: los alumnos argentinos no están aprendiendo bien en la escuela. Y mucho menos los chicos de los sectores más vulnerables. Lo vienen mostrando diversos estudios hace décadas, y más recientemente la prueba Aprender que ofrece algunos datos significativos.

En el último año de la secundaria, por ejemplo, la mayoría de los alumnos mostraron falencias en Matemática, pero hubo diferencias según el nivel socioeconómico. Mientras que 44,6% de los chicos de nivel alto no alcanzó un rendimiento satisfactorio, en el nivel medio fueron 70,8%, y en el bajo llegaron al 86,8%, casi el doble que el alto. Diferencias similares se observan en Lengua.

En la provincia de Buenos Aires afirman que tienen la fórmula para empezar a torcer esta realidad. Y que la empezaron a aplicar. Se trata del programa “Red de escuelas de Aprendizaje” con el que se pusieron la meta de aumentar, de acá a 2019, un 10% el rendimiento en Lengua y Matemática y un 20% el “clima escolar” -otro indicador medidos por Aprender- en las 2.000 escuelas vulnerables que tuvieron peores resultados.

Con esto, dicen, lograrán bajar 3 puntos porcentuales la tasa de abandono escolar y la misma medida la de repitencia, lo que equivale al 10% en la cantidad de alumnos.
Hoy en la Provincia repite el 10,3% de los estudiantes en la secundaria y casi el 40% no termina en tiempo y forma, pero estas cifras son más negativas en las escuelas donde ahora se intervendrá y sobre las que se aplicarán las nuevas metas educativas.

Son escuelas primarias, secundarias y jardines de infantes estatales, que participan en forma voluntaria. Para alcanzar el objetivo, dicen en Provincia, trabajarán en la mejora de los aprendizajes con especial énfasis en las prácticas del lenguaje y las matemáticas. La principal herramienta será la capacitación y el “trabajo en red” de los directores, así como la formación de 5 docentes por escuela: en Lengua, Matemática, aprendizaje basado en proyectos, clima escolar y en uso de tecnología en el aula.

“Vamos a fortalecer a directores y docentes con capacitación. Y lo vamos a complementar con obras de infraestructura. Si este plan es exitoso, lo vamos a extender a todo el sistema. Lo importante es lograr que los docentes que participan contagien entusiasmo y así puedan sumarse más”, dijo la gobernadora María Eugenia Vidal. La provincia tiene 16.000 escuelas.

Vidal afirma que la Provincia invertirá 780 millones de pesos en este programa. Y que además de la 
capacitación ya conectaron a 300 escuelas y entregaron 264 “kits tecnológicos”. Y que van a sumar 200 mil libros, 8.000 celulares con contenido pedagógico y 34 kits de innovación (robótica, energías renovables y drones) para escuelas agrarias.

Para el ministro de Educación bonaerense Gabriel Sánchez Zinny es importante incorporar “el sentido de urgencia”. “Demostrar que podemos mejorar en materia educativa en uno o dos años”, explica.

“Matemática y Lengua son un buen punto para iniciar un cambio. Y trabajar con directores y referentes, capacitarlos, dialogar con ellos, establecer acuerdos es una buena elección de aliados con los que trabajar”, dijo Gustavo Iaies, director del CEPP y ESEADE.

El experto ponderó el hecho de “plantearse objetivos y metas de alcance”. “Estamos en un tiempo de confusión. Tener ejes claros es una buena manera de empezar a mejorar, sin tanto powerpoint, sin tanta experiencia internacional, empezando por nosotros y nuestros principios”.

El programa bonaerense llegará a 500 mil alumnos de 55 partidos. Y se enmarca dentro de un plan nacional –conocido como “Escuelas Faro”- que busca acompañar con recursos pedagógicas y económicos a 3.000 escuelas vulnerables de todo el país que tienen malos resultados en Aprender.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud