clima

-

martes, 22 de mayo de 2018

"Van a hacer lo imposible para condenarnos"


Mientras el juicio oral por el caso Ciccone se acerca a su fin, José María Núñez Carmona, socio de Amado Boudou, volvió a defender al ex vicepresidente y arremetió contra el arrepentido Alejandro Vandenbroele.

"Hay una persecución hacia Amado Boudou. Ya desde el gobierno anterior hay factores de poder que están atrás de él", dijo Núñez Carmona en una entrevista que concedió a Romina Manguel en Animales Sueltos.

"Si alguien descubre la manera de probar un cohecho en una causa va a ser un disparate, va a ser una vergüenza judicial —añadió—. No tengo una gran confianza por la Justicia en la argentina. Van a hacer lo imposible por condenarnos".

Además, remarcó que no le cree a Vandenbroele y explicó: "Se asustó con nuestra detención y lo presionaron. Es inducida su declaración, él tenía un problema económico y por eso miente. Hizo un acuerdo económico y para la reducción de la pena".

"Vandenbroele no puede ser testaferro de nada porque no tiene nada", sostuvo Núñez Carmona y apuntó contra Laura Muñoz, ex mujer del arrepentido. "Ella utilizó mi relación con Boudou para meterlo y alguien lo explotó. Después dijeron que mi novia era la novia de Boudou, que él era amigo de la niñez de Vandenbroele…".

Y continuó: "Alejandro tuvo una situación muy complicada con la mujer, es una pelea marital tremenda y ella le ha querido hacer daño. Ella habrá sospechado que le iría mejor que le va, no le iba como ella pensaba".

"Yo no actuaba por Boudou , él nunca fue empresario y yo siempre hice mis negocios solo. No hubiese comprado Ciccone porque el gran problema era que el Gobierno se quería quedar con ella", concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud