clima

-

lunes, 7 de mayo de 2018

Vladimir Putin inicia su cuarto mandato en Rusia con una economía muy debilitada


El presidente Vladímir Putin tomará hoy  posesión de su cuarto mandato con el reto de sacar a Rusia del retraso económico sin modificar su agresiva política exterior. De tal modo, seguirá al frente del Estado hasta 2024, luego de haber dirigido el país durante 18 años, ya sea desde la presidencia o la jefatura del gobierno.

En la cúspide de su popularidad, la histórica victoria que obtuvo en las elecciones del pasado 18 de marzo, en las que fue respaldado con el 76,7% de los votos, en su mejor registro electoral, le da margen para acometer reformas impopulares como las que requiere un país con pretensiones de gran potencia pero que padece lastres que lo amarran a necesidades de nación de segundo orden. Con todo, desde que llegó al poder, Putin volvió a darle un rango internacional a Rusia al precio de tensiones crecientes con los países occidentales, como cuando en 2014 decidió la anexión de la península ucraniana de Crimea.

Ese episodio le valió a Moscú varias tandas de sanciones, que lesionaron su economía. El PBI apenas volvió a crecer en 2017, con 1,5% de alza tras dos años de contracciones cercanas al 4%. La crisis limó fuertemente el poder adquisitivo de las familias a raíz de la abrupta baja del petróleo, la gran ubre de la economía rusa, que está poco diversificada y depende mucho de sus recursos naturales. Pese al crecimiento, el alza del PBI está lejos de la media del 7% del inicio del mandato de Putin.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud