clima

-

lunes, 7 de mayo de 2018

"Voy a defender a Macri, pero si hay que denunciar, lo haré"


La líder de la Coalición Cívica dijo a sus allegados que se mostrará firme en esta coyuntura. Investiga las operaciones que hicieron subir el dólar.

Volvió Elisa Carrió. A la Casa Rosada. Y a la Quinta de Olivos. En medio de las “crisis” por la devaluación del peso y el aumento de tarifas, hizo de vocera del Gobierno. Como antes. Venía de varias semanas de hacer declaraciones críticas contra algunos ministros y medidas gubernamentales. 

Y después viajó a Washington. Cuando volvió a la Argentina, Carrió volvió a ser una mujer del 
poder. Aun no se vio con Mauricio Macri. “No quiero molestarlo”, repite en la intimidad, según reconstruyó Clarín gracias a interlocutores que la vieron en las últimas horas. Se pone firme cuando define cómo actuará en esta coyuntura frenética: “Nunca voy a romper con el Presidente. Jamás. Voy a defender la República. Voy a defender a Macri, pero si tengo que hacer una denuncia, la haré. No esperen de mi otra cosa".

Carrió se entrevistó el jueves 3 con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Empezaba a gestarse el récord de la devaluación del peso durante la gestión Cambiemos. A pesar de que lo había criticado en público, Carrió se “amigó” con Aranguren. El funcionario le dio información sobre el nuevo esquema de las tarifas y, lo que mas le interesaba a ella, sobre cómo se implementaría el control a las empresas del sector.

Después, ya en la Casa Rosada, habló con el asesor presidencial Fulvio Pompeo y con el secretario de Reforma Institucional, Fernando Sánchez. "Si hay un gesto, es que yo estoy en la Casa Rosada y quiero llevar tranquilidad a toda la sociedad argentina”, declaró ese día de nervios ante los periodistas. El dólar alcanzaba los 23 pesos de cotización frente al peso argentino.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud