clima

-

miércoles, 27 de junio de 2018

En un partido infartante la Selección Nacional clasificó a la siguiente ronda de la Copa del Mundo.


El milagro se hizo posible. La derecha de Messi, el golazo de Marcos Rojo que se vistió de héroe cuando el partido se moría. Argentina venció a Nigeria por 2 a 1 y clasificó a octavos de final.

Los dirigidos por Sampaoli dejaron atrás la imagen pobre de sus dos primeros partidos y levantaron cabeza desde el pitido inicial del encuentro frente a los nigerianos y salieron a comerse la cancha. 
Messi y Ever Banegas hicieron una buena sociedad y fue el 10 argentino quién abrió el camino para la victoria con un gol a los 12 minutos del primer tiempo. Y aunque los primeros 45 minutos acabaron sin más tantos a Argentina no le faltaron chances.

 A los 4 minutos un penal dudoso cobrado a favor de Nigeria y convertido por V. Moses, puso suspenso y mucho sufrimiento al seleccionado albiceleste que tuvo momentos de duda tras ese tropiezo pero nunca dejó de buscar.

Pero cuando faltaban sólo 7 minutos para el final, apareció Marcos Rojo en el área y definió como el delantero más experimentado, a pesar de ser defensor, y le regaló el milagro a la Selección que alcanzó el primer objetivo y ahora sólo espera por Francia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud