clima

-

viernes, 15 de junio de 2018

Pitana dejó buenas sensaciones en el inicio de la Copa


El árbitro argentino no incurrió en ninguna polémica y redondeó una tranquila jornada junto a sus asistentes. El encuentro, que comenzó disputado y con faltas, decayó a medida que Rusia iba aumentando el marcador.

Vestido de negro de pies a cabeza, era el más grandote de los 23 que pisaron el césped del Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú. Uno de los motivos que generó la designación de Néstor Pitana para el partido inaugural es su presencia. "Es una roca", describió Pierluigi Collina, director del Comité Arbitral de la FIFA. Así, imperturbable, con autoridad, dirigió el misionero el primer partido de la Copa.

El referí de 42 años sacó un aprobado, con el siga-siga para continuar dirigiendo en el torneo. No tuvo inconvenientes en un partido que tampoco se los dio porque lo llevó con buenas manos.

La primera intervención ampulosa -quizá la única- del hombre de negro fue a los 14' cuando pidió asistencia para Alan Dzagoeu, el crack ruso que debió salir lesionado de la cancha. A los 20' llegó el primer reto a un ruso y un árabe. ¿En qué les habló? Inglés, naturalmente. Pocas palabras, pero firmes.


A Pitana lo secundaron los líneas, también argentinos, Juan Pablo Belatti y Hernán Maidana. De buen trabajo ambos, el primero tuvo una mala y una buena en la etapa inicial, al no señalar y sí hacerlo dos offsides.

La única duda que pudo haber quedado se dio a los 34' cuando Salem Al-Dawsari cayó en el área local luego de un aparente contacto de Yuri Gazinskiy. El juez, de frente a la jugada, hizo señas de "casual", por lo cual no hubo penal. Tampoco VAR.

¿Los tres goles? Nada que objetar, como el dominio de los rusos. También al pito lo ayudó la supremacía local para tener una buena jornada en la que recién sacó una tarjeta a los 87', foul del ruso Aleksandr Golovin.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud