clima

-

lunes, 18 de junio de 2018

Un estudio científico con argentinos demostró la eficacia de un genérico para ampliar el tratamiento


La hepatitis C enfrenta desafíos importantes para arribar a la cura y bajar el número de infectados: ampliar la concientización social sobre la prevención y apuntar a la detección temprana del mal. Un estudio científico en el que intervino un laboratorio nacional demostró la eficacia de la droga sofosbuvir en su versión genérica. Se abre una auspiciosa puerta a la accesibilidad del tratamiento universal. Opinan los especialistas

¿Podría pensarse que existen enfermedades que comunican mejor que otras? ¿Podría pensarse que existen órganos del cuerpo humano que generan más empatía entre las personas? Sí. Y esto se evidencia luego en el efecto protector que tienen los mensajes de prevención y concientización sobre los pacientes.

Algo así ocurre entre el corazón y el hígado y entre la hepatitis C y el HIV. Se cuida más al corazón que al hígado -siendo este un órgano fundamental- y se previene más frente al virus del HIV que de la hepatitis C,  a pesar de compartir las mismas vías de contagio. Lejos de establecer una competencia entre enfermedades -porque no hay enfermedades de primera y de segunda, solo existen enfermedades- hay algunas que tienen la capacidad de instalar o "gritar" mejor sus logros y avances para luego generar más información de cara a la sociedad. Y otras aún deben reforzar sus mensajes.

En el último proceso está la hepatitis C, que a esta altura del siglo XXI necesita no sólo más visibilidad como enfermedad infectocontagiosa provocada por el virus que lleva el mismo nombre (HCV, virus de la hepatitis C) sino también ahondar en uno de sus temas más importantes vinculados a la salud pública: la detección temprana de la enfermedad para evitar el contagio; y que pueda abandonar así el estatus de enfermedad silenciosa.

En la actualidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo viven 71 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis C. Entre ellos un número considerable desarrollará cirrosis o cáncer de hígado. El caso argentino no es menos impresionante: el número de infectados de hepatitis C en la Argentina se estima en 400.000 casos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud