clima

-

lunes, 6 de agosto de 2018

Jair Bolsonaro eligió a un general para que lo acompañe como vicepresidente


El general retirado Antonio Hamilton Mourao fue anunciado este domingo como compañero de fórmula del ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato presidencial para las elecciones del próximo mes de octubre en Brasil y quien lidera los sondeos por un escaso margen.

Mourao, de 64 años y reservista del Ejército desde el pasado mes de febrero, es miembro del Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB), una formación de derecha que confirmó en una breve nota oficial que el militar aceptó la candidatura a vicepresidente.

El propio Bolsonaro anunció a su compañero de fórmula durante una reunión del Partido Social Liberal (PSL) celebrada en Sao Paulo, a la que asistieron cientos de delegados que aclamaron el nombre del general, cuya elección acaba con los problemas que el líder de la ultraderecha tenía para encontrar un candidato a vicepresidente.

Bolsonaro coqueteó primero con el senador Magno Malta, pastor de una iglesia evangelista; luego con la abogada Janaína Paschoal, una de las impulsoras del proceso de destitución de la presidenta Dilma Rousseff en 2016, y también con el astronauta Marcos Pontes, único brasileño que participó en operaciones espaciales de la NASA.

Asimismo, llegó a conversar con el empresario Luiz Philippe de Orléans e Bragança, miembro de la antigua familia imperial brasileña y conocido como "el príncipe", sobre quien Bolsonaro dijo este domingo que podría ser su ministro de Relaciones Exteriores si llegara al poder.

"Brasil precisa remedios fuertes", afirmó Bolsonaro, quien llegó a ser capitán del Ejército,defiende con ardor la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985, ocupa un escaño en la Cámara de Diputados desde 1989 y lidera los sondeos para las elecciones de octubre próximo con un 17% de la intención de voto.

Le siguen la ecologista Marina Silva, con un 13%, el laborista Ciro Gomes (8 %) y el socialdemócrata Geraldo Alckmin (6 %), quienes más destacan entre otra decena de candidatos que, en conjunto, no llegan a sumar un 4 % de intenciones de voto.

Eso, sin embargo, en escenarios que no contemplan la posible participación en el pleito del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien pese a haber sido proclamado candidato este sábado por el Partido de los Trabajadores (PT) está virtualmente vetado por la ley.

Lula fue condenado a doce años de prisión por corrupción, está preso desde abril pasado y las normas electorales brasileñas dicen que una persona con una sentencia confirmada en segunda instancia, como es su caso, no puede aspirar a ningún cargo electivo.

Según las encuestas, si Lula fuera candidato obtendría un 30 % de los votos, y se impondría en una segunda vuelta a cualquiera de sus potenciales adversarios.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud