clima

-

jueves, 2 de agosto de 2018

Los médicos insisten en los beneficios de la lactancia materna


La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF recomiendan el inicio inmediato de la lactancia en la primera hora de vida del bebé. En un informe presentado el martes, de cara al inicio de la Semana Mundial de Lactancia Materna, alertó sobre la problemática de la tardanza en el inicio de la práctica, al recordar que millones de bebés corren riesgo de vida por no ser amamantados en su primera hora de vida.

Recomendó, además, la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y, hasta los 12, combinarla con alimentos seguros. Si es posible, continuar amamantando hasta los dos años o más. Pero, ¿qué pasa en la realidad?

Según una encuesta de la consultora TrialPanel a 380 personas, el 22% de las mamás dicen haber amamantado a su bebé hasta los 6 meses de edad, el 23% declaró haberlo hecho hasta el año, un 12% hasta los 18 meses y el 24%, más de 18 meses.

Además, un porcentaje relativamente alto (60%) utilizó leche de fórmula porque: el bebé se quedaba con hambre (40%), el retorno a la vida laboral (30%), y una tercera razón es "recomendación del pediatra" (20%).

Según un informe del año pasado realizado por la organización Global Breastfeeding Collective, dirigida por la OMS y UNICEF, en Argentina solo el 33% de los bebés de hasta 6 meses se alimentan exclusivamente con leche materna, un número similar al ya citado. 
Primeros momentos

"La leche materna es como una primera vacuna para el niño. Lo protege de infecciones potencialmente letales y le da todo el alimento que necesita para sobrevivir y desarrollarse bien", dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, respecto del último informe.

Los primeros días son oportunos para el buen desarrollo de la lactancia, especialmente porque, luego del nacimiento, el bebé se encuentra en un estado de alerta, lo que facilita la prendida y hace que sea más efectiva.

"La primera leche que se produce es el calostro que, por su gran valor nutritivo y anti-infeccioso, aporta todos los anticuerpos que el bebé necesita en sus primeros días de vida. Luego, aproximadamente al tercer día, comienza a bajar la leche. El estímulo más importante para favorecerla es la succión del bebé, ya que cada vez que es puesto en el pecho el cuerpo de la mujer libera hormonas que desencadenan la producción y expulsión de leche", detalla Ana Pedraza, Jefa de Neonatología de Clínica y Maternidad Suizo Argentina.

"Para favorecer la succión del bebé es fundamental amamantarlo a libre demanda, sin horarios, el tiempo y las veces que lo solicite. Es habitual que coman hasta diez o doce veces por día en este período inicial. Con el crecimiento, se ajustan los horarios tanto de la demanda como de la producción de leche".


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud