clima

-

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Argentina sólo usará aviones y buques propios


Cuando faltan apenas dos meses para la realización de la cumbre de presidentes del G20 en Buenos Aires, el Ministerio de Defensa confirmó hoy que "la Argentina garantizará la seguridad de los mandatarios con equipamiento aéreo y naval propio"por lo que sólo recurrirá a las fuerzas extranjeras para el apoyo logístico vinculado a radares, equipamiento antiexplosivo e información de inteligencia, además de la seguridad personal de cada jefe de Estado.

Según confirmaron a Infobae fuentes allegadas al ministro de Defensa Oscar Aguad, las Fuerzas Armadas de la Argentina y todo el personal de las fuerzas de seguridad serán los garantes de la seguridad de los presidentes del G20 que se reunirán en Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

Además de la seguridad que ofrecerá la Argentina en materia naval, aérea y terrestre se le añadirán las comitivas de la seguridad personal de cada mandatario y el apoyo tanto logístico como de inteligencia que habrá de más de siete países.

De hecho, Aguad expresó hace dos días ante la prensa y al lado del canciller Jorge Faurie que "Argentina garantizará la seguridad del G20 con los aviones A4 que hay en el país" y remarcó que "todas las delegaciones extranjeras que vinieron nos dijeron que no se necesitan aviones supersónicos [que el país no tiene] para garantizar la seguridad de los mandatarios".

La Fuerza Aérea Argentina cuenta con 4 aviones A4; 8 pampas y 12 Pucará en su totalidad. Pero esto no significa que vaya a usar toda esta flota aérea para la seguridad del G20. Y la Argentina no cuenta con aviones supersónicos para eventualmente utilizar en la cumbre presidencial.

En cambio, desde el Ministerio de Defensa dijeron que la Argentina contará con un sistema de defensa misilístico RBS70 de la empresa sueca Bofors que tiene una capacidad defensiva de alto rendimiento con lanzadores de más de 50 misiles dispuestos desde un buque de guerra situado en la costa de la ciudad de Buenos Aires. Estos misiles cuentan con el apoyo de dos fragatas misilísticas.

A la vez, como adelantó Infobae hace dos meses, el Ministerio de Defensa ya le pagó a Francia 12 millones de euros por la compra de 5 aviones Super Etendard que habrá que rearmar y arreglar alguno de sus motores cuando lleguen al país. Pero estas aeronaves que adquirió la Armada no estarán listos para la cumbre del G20.

Desde el Ministerio de Defensa dijeron que la Armada garantizará con sus buques la seguridad de los presidentes del G20. Así, quedó descartada la posibilidad de que Estados Unidos ofrezca un portaaviones en la cumbre del G20 como se deslizó durante la recientemente visita a la Argentina del jefe del Pentágono James Mattis.

De esta manera, la colaboración de Estados Unidos para el G20 sólo se limitaría a la seguridad presidencial de Donald Trump, el apoyo logístico con radares y el intercambio de información de inteligencia ante la presencia de eventuales células terroristas.

A su vez, fuentes calificadas del sector militar destacaron a Infobae que "la Argentina carece de misiles aire-aire por lo que se hará complicada una cobertura 24 horas con tres aviones, cuando siempre al menos cuatro deben estar en el aire y con relevo en el aire por otros cuatro".
Especialistas y pilotos militares consultados dijeron que "como mínimo se requeriría de 20 aviones supersónicos dotados con misiles aire-aire Siderwinder" para garantizar una seguridad plena en el espacio aéreo de la cumbre. Desde el Ministerio de Defensa reiteraron que no harán falta aviones supersónicos para la cumbre.

En su momento, Gran Bretaña habría ofrecido el aporte de los 5 aviones Eurofighter Typhoon que están apostados en las islas Malvinas. Pero esto fue rechazado de plano por el Gobierno.

El apoyo logístico y de inteligencia que ya empezó a llegar a la Argentina para el G20 tiene que ver con cursos de capacitación, el intercambio de datos y viajes para sumar experiencias para las fuerzas de seguridad y las FF.AA.

Entre los países que apoyan esta ayuda se encuentran Alemania, Estados Unidos, China, Rusia, el Reino Unido, Australia y Francia. Estos países coordinan las tareas de apoyo logístico con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el equipo de coordinación de Unidad Técnica del G20 que ahora manejará Hernán Lombardi.

También hubo un fuerte respaldo a la Argentina en materia de capacitación y aporte de inteligencia de Israel que se concretó con cursos de capacitación a las fuerzas de seguridad e intercambio de información sensible de grupos terroristas.

Por su lado, Estados Unidos ya envió una avanzada de la seguridad presidencial de Trump a Buenos Aires y capacitó a uniformados de la Policía Federal en un curso de entrenamiento que se realizó en agosto. En el avión militar norteamericano que arribó en los últimos días de julio trajeron armamentos, explosivos y equipamiento para realizar ensayos con las fuerzas argentinas en lo que será el operativo G20.

Además, Rusia realizó un encuentro de las fuerzas de seguridad de la Argentina con el servicio secreto ruso y se coordinaron tareas con la agencia de inteligencia encargada de la seguridad de Vladimir Putin.

Por parte de Alemania, la Policía Federal, Gendarmería y Prefectura ya tuvieron intercambios de experiencias con los organizadores del último G20 en Hamburgo. Esto incluyó la visita de policías alemanes a Buenos Aires, como también la realización de una misión oficial a Alemania encabezada por el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. Además, las fuerzas de seguridad de Alemania ya distribuyeron a la Argentina el listado con la identidad de los más de 300 detenidos que hubo en Hamburgo el año pasado durante los disturbios en los alrededores de la cumbre de presidentes.
China envió una delegación al Ministerio de Seguridad liderada por el viceministro primero de Seguridad Pública de China, Wang Xiaohong. En ese encuentro se abordaron cuestiones relativas a la profundización de la cooperación bilateral en materia de persecución y desarticulación de bandas criminales. Pero también hubo un trabajo conjunto en relación al intercambio de información de nuevas metodologías y técnicas delictivas destinadas a la protección de los presidentes en cumbres presidenciales como fue la del G20 en el 2016.

Por su lado, Australia ofreció capacitación y asesoramiento en torno a la experiencia de la organización del G20 celebrado en Brisbane, en el 2014. Las fuerzas de seguridad de la Argentina recibieron una capacitación brindada por la Australian Federal Police y Queensland Police Service. 

Allí se trabajaron temáticas relativas a la organización de grandes eventos; planificación de operaciones; coordinación interagencial; ciberseguridad; equipamiento; operaciones antidisturbios; y alteraciones de orden público; entre otras. Y el Reino Unido realizó con la Argentina un fuerte intercambio de información entre Buenos Aires y Londres en materia de ciberseguridad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud