clima

-

lunes, 10 de septiembre de 2018

Cómo influyen nuestros pensamientos en la salud


La Programación Neuro Lingüística (PNL) es un abordaje del comportamiento humano que hace foco en los procesos internos de "cómo" percibimos la realidad y cómo nos afecta esta percepción. La PNL nos brinda herramientas para modificar conductas, capacidades, creencias y hasta nuestra identidad.

Es decir, esta información puede ser útil para lograr nuestros objetivos, para mantenernos equilibrados con nosotros mismos y superar determinadas situaciones.
Primero hay que reconocer que no percibimos la realidad tal cual es sino que nos hacemos una representación interna de la misma, luego de pasar esta información por numerosos filtros, como los sentidos, las creencias, nuestra historia y las emociones.

En Programación Neuro Lingüística, entendemos que las palabras generan pensamientos, los 
pensamientos emociones y las emociones son un motor para la acción, cuerpo, mente y emoción se afectan mutuamente. Antes de salir de mi casa puedo pensar que algo maravilloso me va a pasar, o puedo pensar que algo horrible me puede pasar. En ambos casos estaría teorizando, porque no sé lo que me espera. La clave de esto es que nuestro organismo no lo recibe igual, si pienso en cosas negativas, mi cuerpo se contractura y se me hace un nudo en el estómago. Por el contrario, un pensamiento lindo me da ánimo, y me relaja.

Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas y que si se prolonga en el tiempo puede terminar en un problema de salud.

Tan cierto y comprobable es esta afirmación, que usted, sin ser consciente de ello lo experimenta día a día en todos sus ámbitos. Cuántas veces se encontró diciéndose a sí mismo ¨yo sabía que me iba a resfriar¨…

En un artículo escrito por Robert Dilts, uno de los co-creadores y líder de la PNL, se indica que el campo de la psiconeuroinmunología está haciendo muchos avances en la comprensión de cómo el cerebro dirige el sistema inmunológico.

El estrés y las respuestas emocionales pueden cambiar los niveles de químicos en la sangre que afectan al funcionamiento del sistema inmunológico. Además se ha demostrado que nuestras células inmunes también responden directamente a las mismas sustancias químicas de nuestras células cerebrales y nerviosas para comunicarse entre sí.

Una premisa básica de la psiconeuroinmunología (que es compartida por la PNL) es que las respuestas inmunes, tales como reacciones alérgicas, pueden estar influidas por factores psicológicos. 

Porque nuestro sistema nervioso autónomo y nuestro sistema inmune, pueden estar influidos tanto por las representaciones mentales y las expectativas generadas desde el interior de nuestro sistema nervioso central, como por los estímulos del mundo exterior.

Despertar conciencia de que no percibimos la realidad tal como es, sino que nos hacemos representaciones internas de la misma es el primer paso para un cambio de hábitos más saludables.

El segundo paso es reconocer que esa percepción se puede modificar. La Programación Neuro Lingüística nos da una serie de herramientas simples y poderosas para generar los cambios que necesitamos hacer en nuestra vida.

Todo cambio implica abandonar nuestra zona de comodidad, pero vale la pena porque no es tan importante lo que sucede, sino que hacemos frente a lo que sucede.

La PNL está ahora en su tercera década como un campo de estudio y ha evolucionado considerablemente desde sus inicios a mediados de los 70'. Mientras una tercera generación de promotores, instructores y practicantes de la PNL se trasladan por el mundo, es momento de reconocer una tercera generación de la misma.

La primera generación de la PNL fue el modelo original de PNL derivado por Bandler y Grinder de su estudio de terapeutas eficaces. Estas primeras aplicaciones de la PNL se aplicaron uno-a-uno, concentrándose casi exclusivamente en el individuo.

La primera generación de la PNL presupone una relación terapéutica en la que el terapeuta sabía lo que era lo mejor para su cliente. La PNL era considerada algo que uno "hizo a otras personas". Esto condujo a algunas aplicaciones de la PNL las cuales parecían ser manipuladoras cuando se usaban en contextos no terapéuticos. La mayoría de las técnicas y herramientas de primera generación se centraron en la solución de problemas a nivel de comportamiento y capacidades.

La segunda generación de la PNL comenzó a surgir a finales de los 80'. En este momento, la PNL se fue ampliando para abarcar otros temas más allá del contexto terapéutico. Mientras que todavía se centraba en los individuos, la segunda generación de PNL hizo hincapié en la relación entre uno mismo y otros y ampliado hasta incluir áreas de aplicación como negociación, ventas, educación y salud.

Las herramientas de la PNL también se ampliaron para incluir temas de alto nivel, como los relacionados con creencias, valores y "meta programas". La segunda generación de técnicas de PNL integra el uso de nuevas distinciones tales como líneas de tiempo, submodalidades y posiciones perceptivas.


La tercera generación de la PNL se ha venido desarrollando desde 1990. Las aplicaciones de tercera generación de PNL son generativas, sistémicas y centradas en cuestiones de alto nivel como identidad, visión y misión.

La tercera generación de PNL hace hincapié en el cambio de todo el sistema y puede ser aplicada a la organización y desarrollo cultural, así como a individuos y equipos.

Todas las generaciones de la PNL se centran en la estructura y el funcionamiento de la mente (esta es la esencia de "Programación Neurolingüística"). Las dos primeras generaciones de la PNL, sin embargo, ponen atención casi exclusivamente en la mente cognitiva. La tercera generación se expande para incluir ambos procesos somáticos y una dinámica de sistemas más grande (es decir, "campo") en el total de "unidad de la mente". Así, la tercera generación de la PNL trabaja con la interacción entre tres "mentes":

1. Una mente cognitiva que emerge del cerebro.

2. Una mente somática centrada en el cuerpo.

3. Una mente "campo" que proviene de nuestra conexión y relaciones con otros sistemas alrededor de nosotros.

La tercera generación de la PNL aspira a desarrollar y sostener una relación orgánica de equilibrio entre estas tres mentes. Las técnicas de la PNL de la tercera generación tienen que ver con el centrado en nuestro núcleo somático, patrocinando cognitivamente el desarrollo de la totalidad en las personas y la conexión a través de relaciones con la sabiduría y guía dentro de los sistemas más grandes que nos rodean.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud