clima

-

miércoles, 12 de septiembre de 2018

El difícil acuerdo político enfrenta ahora su prueba decisiva


El entendimiento para recortar el déficit sumó a buena parte de los gobernadores. Es una señal importante. Quedan puntos a saldar en el Congreso. Y hay diferencias notorias en la oposición, especialmente en el PJ. Arrancan así dos meses intensos de negociaciones

La reunión de los gobernadores con Mauricio Macri coronó finalmente un difícil acuerdo político sobre el Presupuesto 2019. No es poco. Fue muy trabajado, consumió meses, sufrió con las tensiones de los picos de la crisis. Y lo que viene no pinta más sencillo: en medio del optimismo moderado que dominaba anoche el circuito oficialista, el cálculo del trámite legislativo apuntaba a fines de octubre para aprobar el proyecto en Diputados y a noviembre para coronarlo en el Senado. Será una prueba extensa y a la vez contundente para medir la solidez del trato con la oposición.

"Siempre habrá algún arañazo". Un diputado de la primera línea oficialista resume así la que supone sigue ahora, mezcla de confianza en que el Presupuesto será aprobado y de realismo frente a una negociación que será seguramente compleja, dura. En paralelo, como señal de que nadie imagina cierta distensión, desde el Gobierno confirmaban también que el proyecto será presentado el viernes o a más tardar el lunes a primera hora, para cumplir con los tiempos legislativos. Y agregaban que el ministro Nicolás Dujovne inauguraría la semana próxima presentándose en comisiones de Diputados.

Voceros del Gobierno se habían encargado de difundir en los días previos a las cita con el conjunto de jefes provinciales y el encuentro en la Casa Rosada, sobre todo durante el fin de semana, que lo que podía esperarse como cierre de esta etapa de tratativas era un acuerdo marco, político, con trazos gruesos que pintaran el concepto de "Presupuesto de consenso y con equilibrio fiscal".

Ocurre que rápidamente ese esquema se fue desvaneciendo y se impusieron otras metas, fruto de una realidad que requería una lectura más fina y que de hecho trastocaba aquel orden lineal. Tanto, que fue extremado el objetivo de reducción del déficit al punto de pasarlo del 1,3% del PBI a cerca de cero para 2019.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud