clima

-

lunes, 10 de septiembre de 2018

El grupo terrorista ELN pidió reiniciar el diálogo de paz en Colombia


La guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) acusó al presidente de Colombia, Iván Duque, de acabar con el proceso de paz, al desconocer acuerdos y plantear "condiciones inaceptables" para retomar la mesa de diálogos en Cuba.

"Al desconocer los acuerdos hechos con el Estado y colocar unilateralmente, condiciones inaceptables, este gobierno está cerrando esta mesa, acabando el proceso de diálogos y los esfuerzos hechos desde hace varios años por el ELN, la sociedad, el anterior gobierno y la comunidad internacional", dijo la organización en un comunicado el lunes.

"Si hay que ajustar lo que traemos, lo acertado es que nos sentemos las dos partes, dialoguemos y de común acuerdo hagamos los ajustes que se requieran", consideró la guerrilla, que pidió reiniciar el diálogo "sin más dilaciones".

El presidente Duque, quien asumió el poder hace un mes, aseguró el sábado que el plan de paz que se desarrollaba en Cuba solo será retomado por el nuevo gobierno si la guerrilla libera antes a "todos los rehenes" que mantiene.

El presidente ató la suerte de las negociaciones que inició el ELN con su antecesor, el nobel de la Paz Juan Manuel Santos, no solo a que libere a los seis secuestrados que restan de un grupo de nueve que había ofrecido devolver, sino a todas a las personas en su poder.

En su comunicado, el ELN advirtió que al entregar a las fuerzas militares el manejo de las liberaciones y negarse a un acuerdo para los protocolos de liberación, puso en riesgo la vida de los detenidos.

Con una fuerza de unos 1.500 combatientes y una extensa red de apoyo, el ELN ofreció liberar por su propia cuenta y pese a la falta de acuerdos a nueve policías, militares y civiles que capturó en agosto, al término de los diálogos que mantuvo durante año y medio con Santos.

El miércoles devolvió a tres militares, que según el alto mando castrense habían sido interceptados de civil y desarmados en Arauca, cerca de la frontera con Venezuela.

"Tan pronto encontremos la forma de sobreponernos a los fuertes operativos de las Fuerzas Armadas en el Chocó, cumpliremos con estas liberaciones" que faltan, explicó el ELN.

El gobierno calcula que por lo menos son 16 los rehenes en manos de la agrupación guevarista, que históricamente se ha financiado con secuestros y extorsiones para sostener un levantamiento armado de más de medio siglo.

Reconocida oficialmente como la última organización guerrillera en Colombia, las autoridades creen que también se ha financiado con el narcotráfico y la minería ilegal.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud