clima

-

lunes, 29 de octubre de 2018

El Decano mando al infierno al rojo


El Decano lo ganaba dos veces con un doblete de Rodrigo Aliendro, pero el Rojo reaccionó con los goles de Gaibor y Gigliotti. Sobre el cierre, el Pulga Rodríguez de penal y Favio Álvarez concretaron el 4-2 definitivo. Fue expulsado el tucumano Pablo Hernández en la visita.

Ambos equipos animaron un primer tiempo vibrante: Independiente tuvo la primera oportunidad a través de una acción individual de Maxi Meza, el Decano protagonizó una primera media hora interesante, con mucha intensidad, en la que de a ratos logró meter en su área a un equipo peligroso como el de Ariel Holan. Se puso en ventaja gracias a una estética definición de Rodrigo Aliendro y contó con oportunidades para ampliar.

Pero Meza consiguió que le cometieran penal y Fernando Gaibor se apuntó el 1-1. Sin embargo, Atlético continuó desnudando las grietas en el fondo visitante, con los movimientos de Luis Rodríguez. A los 43′, el Pulguita pisó el área a pura gambeta y el rebote derivó nuevamente en Aliendro, que facturó.


El Rojo, que siempre estuvo abajo en los 90 minutos, pegó dos veces en los momentos justos. Primero desde los doce pasos a través de Gaibor, y luego por intermedio del Puma. Y parecía que un empate sería el resultado final.

Pero no. Los tucumanos despertaron sobre los minutos finales y el partido se hizo de ida y vuelta. Y se puso más picante cuando Pablo Hernández, también ex de Atlético, ingresó, pero en pocos minutos vio dos amarillas que terminaron en expulsión. Eso, al fin y al cabo, le terminó costando el partido a los de Holan.

Porque ahí fue el boom de los tucumanos, que supieron aprovechar los errores. Y esos errores hicieron sonreír a este Atlético, que mira a varios desde el podio; Independiente, en tanto, deberá mejorar si es quiere luchar con los de arriba.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud