clima

-

viernes, 5 de octubre de 2018

Pacientes denuncian que les hacen pagar tratamientos que tienen cobertura al 100%


En la Argentina hay 4,5 millones de diabéticos, que deben llevar un control estricto de su salud. Asociaciones de pacientes y sociedades médicas denuncian que en el último tiempo están encontrando obstáculos en la entrega de insumos básicos.

Las personas con diabetes deben controlar de cerca su salud, esto implica para muchos de ellos medirse la glucemia con tiras reactivas varias veces al día. Muchos deben, además, inyectarse insulina. Se trata de una enfermedad crónica, esto es, de por vida. Por eso, su tratamiento adecuado es fundamental. 

En la Argentina, la diabetes afecta a 4,5 millones de personas (11% de la población). Por ley, estas personas tienen cobertura al 100% de su tratamiento. Sin embargo, según están denunciando asociaciones de pacientes, en el último tiempo los pacientes tanto de obras sociales como prepagas y quienes se atienden en el sector público comenzaron a encontrar obstáculos en la entrega de lo que está previsto en la legislación vigente, insumos que hasta no hace mucho tiempo accedían en tiempo y forma.

“Hoy todos, desde las obras sociales, la prepaga más cara y hasta el sector público se manejan igual. Todos ponen trabas, nadie canaliza las necesidades de las personas con diabetes”, dice a Clarín Adriana Angelina, presidenta de la Asociación Civil de Diabetes Argentina (ADA). Entre las dificultades que encuentran se pueden enumerar demoras en la entrega de medicación –“hacen peregrinar a los pacientes cuando muchas veces ni tienen dinero para pagar el viaje y volver al día siguiente”-, reducción de la cobertura que pasa de ser del 100% al 70 o 40%, notificaciones de cese de prestaciones o medicamentos que ya no se entregan. “Hay una gran inequidad en el acceso, esta situación está generando mucha angustia y preocupación en los pacientes”, señaló a Clarín la doctora Silvia Lapertosa, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Diabetes, que nuclea a profesionales diabetólogos. “La cobertura es diferente –continúa la especialista- dependiendo de qué cobertura tenga y también de en qué lugar del país viva”.

La cobertura de salud para los diabéticos está garantizada por la Ley Nacional de Diabetes N° 26.914. Esa ley tiene una reglamentación que debe actualizarse cada dos años para ir incorporando las innovaciones que van surgiendo para el abordaje de la enfermedad, tanto de medicamentos como de tecnologías. Precisamente, en los últimos meses las asociaciones habían iniciado un reclamo al entonces Ministerio de Salud de la Nación en ese sentido, ya que la última actualización es de 2013 y desde entonces han surgido nuevos dispositivos y medicamentos que mejoran el tratamiento y la calidad de vida de los pacientes. Fuentes de la secretaría de Salud de la Nación afirmaron a Clarín que la nueva reglamentación está próxima a salir.


Sin embargo, en el último tiempo las asociaciones empezaron a recibir consultas diarias de pacientes que sufren interrupciones, demoras o modificaciones imprevistas en la cobertura de insulinas, antidiabéticos orales o inyectables y en los dispositivos para medir la glucemia. “Parece mentira que tengamos que remarcar que en el caso de enfermedades crónicas como esta no se pueden interrumpir los tratamientos, porque eso puede generar desequilibrios severos en el manejo de la enfermedad, con potenciales consecuencias graves e irreversibles para la salud”, señaló Angelina.

En la Liga Argentina de Protección al Diabético también advierten que este año los pacientes vienen sufriendo un deterioro en la cobertura del tratamiento, "especialmente en el sistema privado y en las obras sociales, ya que en el sistema público siempre fue limitado", dice Sylvia Brunoldi, presidenta de la entidad. La falta de reglamentación, añade, "deja un vacío que es aprovechado por el sistema para no entregar gratis lo que el paciente necesita". 

“Desde la Sociedad estamos trabajando en forma coordinada con las asociaciones de pacientes, que venimos pidiendo que se actualice la reglamentación de la Ley. Pero más allá de eso, en el último tiempo estamos recibiendo muchas quejas de pacientes a los profesionales sobre problemas que están teniendo de burocratización, trámites y papeles que les están pidiendo para la cobertura. O pacientes que tienen que ir y venir muchas veces para poder acceder a un insumo”, afirma Lapertosa. “Hoy se ve que hay mucha disparidad en las mismas obras sociales, dependiendo de dónde vivir, si en Buenos Aires o en el interior. Casos como embarazadas que debe esperar 20 días a que les autoricen unas tiras y eso en un embarazo es fatal”, ejemplifica.

“Nosotros hicimos una convocatoria intersectorial porque la diabetes es un tema de toda la sociedad. Estamos dispuestos a reunirnos para poder pensar en estrategias comunes. Qué pasa con el costo de los medicamentos, ya que la devaluación impacta tremendamente en todos los medicamentos y dispositivos. La idea es poder ver cómo podemos ser más eficientes para que llegue a quien lo necesita”, agregó Lapertosa.

Desde CIMARA (Cámara de Instituciones Médico Asistenciales de la República Argentina) dijeron a Clarín que hasta el momento no han tenido ningún reclamo. “En general cuando suceden estas cosas y un paciente hace un reclamo a Defensa del Consumidor, ese reclamo nos llega a nosotros. Hasta el momento no hemos tenidos nada”, señalaron. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud