clima

-

lunes, 12 de noviembre de 2018

Hepatitis virales: recomendaciones imprescindibles y cómo prevenirlas


La vacunación es uno de los factores fundamentales para la prevención, el testeo para los que hayan tenido transfusiones es también necesario para detectarlo a tiempo. La segunda entrega de "Stamboulian talks" ahonda sobre los diferentes tipos de hepatitis A, B y C

Por año se estima que mueren cerca de 1.400.000 personas por hepatitis agudas y complicaciones de las hepatitis crónicas. Aunque hubo grandes avances en la lucha contra estas enfermedades aún queda mucho por hacer.

El término "hepatitis" significa inflamación del hígado, órgano vital que procesa los nutrientes, ejerce una función desintoxicante y sintetiza proteínas. Cuando el hígado está inflamado o dañado su función puede verse afectada. En la mayoría de los casos esta enfermedad es provocada por un virus de hepatitis A, B, C, D y E. Según informa la OMS, dichos virus causan infecciones agudas y crónicas e inflamación del hígado, que pueden desembocar en cirrosis y cáncer hepático.

Hoy en día, alrededor de 355 millones de personas padecen esta enfermedad, lo que representa un grave riesgo para la salud mundial. En el caso de Argentina, se calcula que hay 332 mil personas con hepatitis C y sólo el 35% lo sabe. Y los países con mayores tasas de infección crónica con hepatitis C son Egipto (22%), Pakistán (4,8%) y China (3,2%). El principal modo de transmisión en esos países se atribuye a la administración de inyecciones con material contaminado.

El doctor Marcelo Laurido (MN 81952) explicó sobre los tres tipo de hepatitis (A, B y C) y su impacto sanitario, que está íntimamente relacionado con "la alta prevalencia y la cantidad de casos que hay en la población", además de "las secuelas y las complicaciones a largo plazo".

El experto hizo hincapié en la hepatitis A, que "con el avance de la medicina dejó de ser un gran problema por la implementación del Calendario Nacional de Inmunizaciones y la obligatoriedad de la vacuna contra la hepatitis A a los 12 meses de vida de todos los niños". "Gracias a esta vacuna cayó drásticamente la cantidad de nuevos casos por año, que ya en niños no se ven, pero sí en adultos jóvenes o mayores que no fueron expuestos al virus", puntualizó el experto.

Para este tipo de patología, la vacunación es altamente efectiva y es el método más importante para evitar futuros casos de hepatitis A.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud