clima

-

viernes, 16 de noviembre de 2018

Los dos atentados están conectados y refuerzan las alertas


El Gobierno y la Justicia consideran que la explosión de una bomba casera en el cementerio de la Recoleta y el lanzamiento de otro explosivo a la vivienda del juez Claudio Bonadio están vinculados y son obra del mismo grupo anarquista. Julián Ercolini, a cargo del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº 10 de la Ciudad, investiga ambos eventos dentro de la misma causa caratulada como "intimidación pública y lesiones graves". Por los allanamientos ordenados por el magistrado ya hay 14 detenidos, que este viernes serán indagados. 

El ministro de Justicia Germán Garavano sostuvo -en declaraciones a La Nación- que el Ejecutivo no considera los ataques como un amenaza al G20, pero que es un tema de preocupación. "Eso implica redoblar las alertas", dijo. Patricia Bullrich, en tanto, consignó a este diario que Garavano habló en términos generales pero que no "habrá cambios en lo operativo". "Demostramos una respuesta rápida", sentenció.

El tema ocupó buena parte de la agenda oficial y se coló en la reunión de Gabinete, que encabezó el Presidente por la mañana en la Casa Rosada. La ministra de Seguridad expuso ante sus pares y Mauricio Macri la hipótesis oficial y los presuntos hallazgos de las fuerzas de Seguridad. La ministra sostuvo que la banda responsable ya había sido desactivada, pero que hay otras que están siendo investigadas.

El Jefe de Estado hizo preguntas, la felicitó por la eficiencia y el trabajo conjunto con la Ciudad y pidió ser estrictos con los responsables. Macri repitió el mismo mensaje cuando habló con la radio Don del municipio pampeano de Castex. "Vamos a actuar con todo el peso de la ley"

Bullrich, por su parte, insistió en la relación entre los dos eventos. “Son dos atentados que tienen absoluta conexidad por ser personas del mismo tipo de orientación: anarquistas todos, todos viviendo en el mismo lugar", dijo en declaraciones a Mitre y en alusión a la vivienda de Pavón 2300, donde se produjeron los allanamientos y 10 de las 14 detenciones. En esa casa -sospechan- habría sido confeccionado el artefacto que arrojó Marco Viola, el detenido a media cuadra de la casa de Bonadio, y era frecuentada por la pareja que activó el explosivo en el mausoleo de Ramón Falcón. Hay testigos que los vieron en la casa tomada.

El entorno Bonadio descartó que se trate de una intimidación a su persona por la causa de los cuadernos, tal como había sugerido el fiscal Carlos Stornelli. En la intimidad Bonadio sostiene que lo buscaron por su perfil público y ante la proximidad de la Cumbre del G20.

En la Nación hablan desde hace tiempo de supuestos hechos de violencia atribuidos a grupos anarquistas. En la Ciudad, también. El secretario de Seguridad porteño Marcelo D´Alessandro los responsabilizó por los destrozos en las manifestaciones frente al Congreso, los golpes en las marchas por Santiago Maldonado, el sobre con explosivos a Indra -la empresa encargada del conteo de votos- y el ataque con bombas molotov a la sede de Gendarmería. “No se descarta ninguna hipótesis”, señaló el funcionario sobre la presunta intención de los detenidos de generar pánico antes de la cumbre multilateral, que comenzará el 30 de noviembre.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud