clima

-

martes, 27 de noviembre de 2018

Robert Mueller acusó al ex jefe de campaña de Donald Trump


El equipo del fiscal especial sobre la trama rusa dijo que Paul Manafort “cometió delitos federales” al mentir acerca “de varias cuestiones”, incluso después de que accedió a cooperar sinceramente con la investigación

El fiscal especial Robert Mueller acusó al ex presidente de la campaña de Donald Trump, Paul Manafort, de mentirles a los investigadores federales en la pesquisa sobre Rusia, lo que violaría su acuerdo con la fiscalía y lo pone en riesgo de pasar más tiempo en la cárcel con nuevos cargos penales.

El colapso del acuerdo alcanzado por Manafort, revelado el lunes en un documento judicial, también implica que el equipo de Mueller perderá a un testigo cooperante que pertenecía al grupo que manejaba la campaña de Trump y que estuvo presente en varios episodios cruciales que están siendo investigados.

Entre ellos se incluye una reunión en la Torre Trump en la que participaron Donald Trump Jr. y una abogada rusa que le había dicho que tenía información perjudicial sobre la demócrata Hillary Clinton.

Con la medida resurge la relación cáustica que Manafort ha tenido con la oficina del fiscal especial desde que fue encausado el año pasado. Antes de su acuerdo con la fiscalía, Manafort impugnó agresivamente en la corte la legitimidad de Mueller, se sometió a un juicio y fue a dar a la cárcel después de que los fiscales descubrieron que había intentado interferir con los testigos del caso.

En el nuevo legajo, el equipo de Mueller dijo que Manafort "cometió delitos federales" al mentir acerca "de varias cuestiones", incluso después de que accedió a cooperar sinceramente con la investigación. Los fiscales dicen que presentarán detalles sobre la "naturaleza de los delitos y mentiras del demandado" en un escrito a ser entregado a la juez en fecha posterior.

A través de sus abogados, Manafort niega haber mentido, y dicen en ese mismo legajo que él cree que "proporcionó información veraz" durante las reuniones con los investigadores de 

Mueller. Tampoco acepta que violó su trato con la fiscalía.
Ambas partes coinciden ahora en que no pueden solucionar el desacuerdo. La jueza federal de distrito Amy Berman Jackson deberá establecer una fecha para sentenciarlo.

Manafort, que sigue en prisión, había estado reuniéndose con los investigadores de la oficina del fiscal especial desde que se declaró culpable en septiembre de asociación delictuosa contra Estados Unidos y asociación delictuosa para obstruir la justicia. Llegó a ese acuerdo para evitar tener que ser enjuiciado de nuevo tras ser declarado culpable a mediados de año de ocho cargos graves relacionados con millones de dólares que le ocultó al Servicio Interno de Impuestos en cuentas bancarias en el extranjero.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud