clima

-

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Un juez federal prohibió la deportación de migrantes centroamericanos


Los migrantes centroamericanos de las caravanas que viajaron a México con sus hijos menores de edad no podrán ser deportados gracias a la decisión de un juez federal que dio trámite a un amparo solicitado por la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODDI), una organización civil nacional.

El juez segundo de distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región en la Ciudad de México otorgó la suspensión para evitar que los menores de edad migrantes sufran violaciones a sus derechos humanos durante su paso por territorio mexicano.

"A fin de salvaguardar el interés superior de los agraviados (…) se concede de oficio y de plano en favor de los familiares de las niñas, niños y adolescentes de las caravanas de personas migrantes y solicitantes de asilo que ingresaron a México el 19, 28, 31 de octubre y 2 de noviembre de 2018 la suspensión de los actos reclamados que estén vinculados con padres o de quienes ejerzan la patria potestad" de los menores que viajan en las caravanas y solicitantes de asilo", decidió el juez.


La suspensión estará vigente en tanto otro juzgado resuelve de manera definitiva el amparo que tramitó la ODDI y que fue turnado a un juez en materia penal para que siga su trámite.

La ODDI reclamó de las autoridades federales la omisión de enviar personal especializado suficiente para conocer el número de niñas, niños y adolescentes que viajan en las caravanas migrantes que ingresaron a México para adoptar medidas de planeación, prevención y protección para ellos.

Esta demanda exige que la Procuraduría Federal de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, como autoridad especializada para su protección, active los mecanismos y procedimientos necesarios para que se cumplan todas las obligaciones de protección a la población infantil en territorio mexicano, sin importar su condición migratoria.

Frente al reclamo, el juez argumentó que, a pesar de que desconoce la situación migratoria irregular en que se encuentra cada familiar de los menores migrantes, existe un riesgo latente de deportación de los integrantes de las caravanas de centroamericanos que han viajado a México.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México felicitó la resolución al considerar que "demuestra comprensión de los principios establecidos por la Convención sobre los Derechos del Niño".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud