clima

-

viernes, 14 de diciembre de 2018

Los días pasan y en San Martin el tiempo no se detiene


Antes de irse de vacaciones, Gastón Coyette le entregó dos listas a los dirigentes. En una estaban los jugadores que no iba a tener en cuenta, mientras que en la otra aparecían los nombres de los refuerzos que pretende sumar para potenciar las chances de asegurar la permanencia, en la primera mitad del próximo año.

Así, la directiva arregló las salidas de Emiliano Albín, Matías Cahais, Fernando Cordero, Álvaro Fernández y Fabián Espíndola. Pero hubo un nombre que quedó en stand by: Ignacio Arce.

El arquero, que venía siendo una fija en el equipo durante las primeras fechas de la Superliga, fue titular en el debut de Coyette. En el segundo duelo, en Mar del Plata contra Aldosivi, fue al banco y recuperó su lugar en el tercer juego; contra Racing. Pero fue expulsado antes de los 20’ y nunca más ni siquiera fue convocado.

Además, entre los pedidos que realizó, el entrenador solicitó la llegada de un arquero. Arce sabe que no tendrá chances de pelear por un puesto, por eso hizo saber sus ganas de emigrar. El problema reside en que el “1” se encuentra a préstamo hasta junio de 2019 y Unión, club dueño de su pase, no lo quiere de regreso antes de esa fecha. ¿La solución? Que el arquero consiga club para jugar el primer semestre del próximo año. Si lo logra, no volverá a La Ciudadela; de lo contrario, deberá presentarse al inicio de la pretemporada.

Otro caso similar es el de Franco Costa, delantero que no tuvo muchas oportunidades durante la primera parte del torneo, y que desea tener más minutos en cancha. Por eso evaluará la situación si le llegan ofertas. “Quiero tener más continuidad. Pero de ninguna manera estoy en problemas con la CD o con el DT”, escribió “Paqui” en su cuenta de Twitter.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud