clima

-

lunes, 10 de diciembre de 2018

Una combinación de drogas logra tasas de remisión del 87% en un año


Las oncohematología está viviendo un cambio de paradigma con nuevas terapias que están mostrando prometedores resultados en el tratamiento de los dos tipos de leucemias más frecuentes en adultos: la leucemia linfocítica crónica (LLC) y la leucemia mieloide aguda (LMA), que representan el 60% de todas las leucemias que se diagnostican en Argentina. Estas novedades fueron presentadas esta semana en el Congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH), que se celebró en San Diego, Estados Unidos, donde se pudieron ver los resultados que están obteniendo pacientes que consiguen tasas medianas de sobrevida hasta ahora nunca vistas para determinados grupos de pacientes.

En cuanto a la LLC durante el Congreso se presentaron los avances de la fase 3 del estudio Murano, que prueba la combinación de las drogas venetoclax y rituximab para pacientes recaídos con este tipo de leucemia. Del trabajo participa un universo de 389 pacientes de 20 países. De los 130 pacientes que completaron un ciclo completo de tratamiento y luego lo interrumpieron, la estimación la tasa de remisión a los 6 y a los 12 meses fue de 92 y de 87%, respectivamente. La sobrevida global a tres años -que son los nuevos resultados obtenidos en esta fase del estudio- fue de 87,9%, según la presentación a sala llena que hizo el autor principal del estudio John Seymour, director de Medicina Oncológica del Centro Peter MacCallum de Australia.

"Esta es una buena noticia para los pacientes y para la comunidad médica, ya que hacía tiempo que no había drogas nuevas y los resultados eran acotados y con muchos eventos adversos. Este nuevo tratamiento permite cambiar de medicación endovenosa a medicación por vía oral, lo que le ha cambiado la cara a la enfermedad, porque además se da por tiempo limitado y luego se interrumpe", explica a Clarín Alicia Enrico, médica del Hospital Italiano de La Plata y coordinadora del área de investigación.

Esta nueva terapia consiste en dos años de tratamiento oral, combinada con la otra droga endovenosa por menos tiempo. "Una vez suspendido, los pacientes logran estar en remisión sin tomar medicación y se mantienen. Esto es absolutamente innovador. Ya llevan 36 meses de seguimiento y hay un 87% de pacientes con muy buenos resultados", añade Enrico.

En la Argentina estas dos drogas (venetoclax y rituximab) están aprobadas como monoterapias. Ahora la ANMAT está en las últimas instancias de evaluación para su aprobación en los próximos meses para el uso combinado.

La LLC es un tipo de cáncer que afecta a la sangre y la médula ósea. Se caracteriza por la generación acelerada de glóbulos blancos anormales. Estas células, cuando cumplen su función, son las encargadas de combatir las infecciones. Representa el 30% de los casos de leucemia en adultos. Suele aparecer en pacientes de más de 70 años y es dos veces más frecuente en hombres que en mujeres. Del total de LLC, se estima que el 30% de los pacientes diagnosticados requerirán tratamiento inmediato, otro 30% va a requerirlo en algún momento de su vida, pero en un principio se hace un seguimiento del paciente hasta que se note un avance de la enfermedad y entonces sí requiera ser tratado. Y el porcentaje restante no requerirá nunca de tratamiento.

En cuanto a la leucemia mieloide aguda, es otro tipo de cáncer de la sangre, una de las más agresivas porque es de desarrollo rápido y descontrolado. Afecta principalmente las células primitivas o inmaduras, que se van acumulando en la médula ósea y sangre periférica. Estas células no pueden cumplir con sus funciones y el desarrollo de la enfermedad es acelerado. En general, los pacientes diagnosticados con este tipo de leucemia son los que tienen peor pronóstico y alrededor de un 40% de ellos -que no son elegibles para quimioterapia por tener comorbilidades o avanzada edad- tenían pobres opciones de tratamiento, con lo que la tasa de sobrevida solía ser de 6 meses. Suele presentarse en mayores de 45 años y la mediana de edad de diagnóstico son los 68 años.

En el congreso ASH se presentaron dos estudios en los que se combinó venetoclax con dos tipos de drogas, que son las que se vienen utilizando en este grupo de pacientes no apto para quimioterapia intensiva: dos hipometilantes y la citarabina. El primero de esos dos estudios -que utilizó venetoclax con hipometilantes- fue encabezado por el investigador Daniel Pollyea de la Universidad de Colorado, Denver, EE.UU. El segundo, dirigido por Andrew Wei de The Alfred Hospital and Monash University, de Melbourne, Australia, combinó venetoclax con bajas dosis de citarabina. En ambos estudios lograron altas tasas de remisión (de alrededor del 60%) y una mediana de sobrevida de 17 meses, lo que representa un importante avance para pacientes que no tenían ningún tratamiento efectivo. Estas combinaciones fueron aprobadas hace poco más de una semana por la FDA, por lo que es presumible que esta nueva terapia pueda llegar a la Argentina en un plazo de aproximadamente un año.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud