clima

-

lunes, 14 de septiembre de 2020

Alergias en primavera


La llegada de la primavera en septiembre y el florecimiento de las plantas y árboles generan mayor susceptibilidad a las enfermedades alérgicas. Uno de los principales síntomas es el malestar e irritabilidad del rostro, principalmente en los ojos. A nivel global, la prevalencia de estas afecciones se encuentra en alza. Según indica el estudio publicado en 2013 por la World Allergy Organization, se estima que alrededor de un 30% de la población sufre al menos algún tipo de alergia.

Asimismo, se encuentra un amplio abanico de enfermedades alérgicas que incluyen desde alergias alimentarias, asma, eczema, rinitis alérgica hasta alergia ocular. En particular, el Dr. Jorge Tosi (MP N° 41.506), médico oftalmólogo especialista en superficie ocular, explica que “existen distintos tipos de alergias oculares”.

Alergias oculares

La más frecuente es la conjuntivitis alérgica, la cual puede ser estacional o perenne. La conjuntivitis alérgica estacional se desencadena en individuos alérgicos, durante el otoño y/o primavera, coincidente con la liberación de polen de los árboles, moho y otros alérgenos ambientales -sustancia que desencadena la reacción alérgica- que viajan por el aire. Según detalla el profesional, este tipo de conjuntivitis es la más frecuente.

En cambio, la conjuntivitis alérgica perenne se desarrolla en cualquier momento del año, debido a que las sustancias que causan la alergia están presentes en el entorno del individuo, siendo las más comunes la caspa, los pelos de animales domésticos, los ácaros, el polvo y el humo.
Una persona que sufre de conjuntivitis alérgica experimenta una serie de síntomas entre los cuales predomina la picazón ocular. Además, puede presentar ojo rojo, lagrimeo, ardor, hinchazón de párpados, fotofobia e incluso síntomas nasales como picazón y rinorrea, según indica el artículo “Ocular allergic disease: Mechanisms, disease sub-types, treatment”, publicado en 2003.

Estos síntomas afectan la calidad de vida de la persona, ya que impiden llevar a cabo tareas cotidianas como leer y utilizar dispositivos electrónicos con normalidad.

En esa línea, Tosi describe que la duración del cuadro alérgico depende directamente del tiempo de exposición del individuo a la sustancia alergénica (Destacado)

Cómo evitar las alergias

Es por ello que, al paciente con alergia ocular se le recomienda adoptar una serie de medidas y cuidados para evitar el contacto del alérgeno con la superficie ocular:

-En primer lugar, usar de anteojos de sol al salir al exterior en época de liberación de polen.

-Además, mantener los ambientes limpios.

-Evitar alfombras que acumulan polvo y/o pelos de mascotas.

-Limpiar regularmente los filtros del aire acondicionado.

-Y evitar frotar los ojos.

Sin embargo, en muchos casos evitar el contacto con el alérgeno se torna imposible. Para tratar los síntomas oculares, el profesional recomienda el uso de un antialérgico ocular, ya que regula la respuesta alérgica y disminuye los síntomas oculares molestos. A diferencia de los antialérgicos orales, los antialérgicos oculares como Ketif® (Ketotifeno 0,025%) actúan de manera local, ofrecen rapidez de acción y disminuyen la incidencia de efectos adversos.
Las gotas Ketif® (Ketotifeno 0,025%) inhiben la liberación y acción de la histamina, la principal sustancia generadora de los síntomas alérgicos. Por su rápido inicio de acción y su efecto de 12 horas de alivio, es un excelente tratamiento para la alergia ocular, disponible en el mercado de venta libre. Para más información, ingresar al siguiente link.

De esta manera, combatir los efectos de la alergia en estas épocas del año resulta una tarea posible, adoptando hábitos saludables para la salud ocular y siguiendo las recomendaciones de los expertos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud