clima

-

viernes, 4 de septiembre de 2020

El método de la Universidad de Cambridge


La ciencia aún no ha desarrollado un test infalible que determine con certeza absoluta la presencia o no del virus que atacó a todo el planeta. Es por eso que la Universidad de Cambridge propuso un complementario y sencillo “pinchazo” en un dedo para reducir los falsos negativos por coronavirus que arrojan algunas pruebas de hisopado. 
De esta forma, se tomarían muestras de sangre que permitirían determinar si los anticuerpos comenzaron a activarse en el organismo del paciente sospechoso, independientemente de que la mucosa nasal y bucal no registraran Sars-CoV-2 que provoca la enfermedad COVID-19.

Los hisopados de nariz y garganta pueden fallar entre un 30% y un 50% de las veces, según indicó el equipo investigador. Esto sucede porque el virus puede desaparecer del tracto respiratorio superior hacia los pulmones. Es por eso que aseguran que sumar una prueba de sangre puede cubrir ese importante porcentaje sería significativo. Esto permitiría despejar dudas e impedir que los “falsos negativos” sean potenciales focos de infección.

Los anticuerpos aparecen aproximadamente seis días después de contraer el Sars-CoV-2, cuando usualmente también se manifestaron los síntomas que llevarían a una persona a realizarse los exámenes por Reacción en Cadena de la Polimerasa, conocidos por sus siglas en inglés PCR.

En el estudio publicado por los académicos, se determinaron estos cuatro puntos esenciales:

1 - La detección rápida combinada de anticuerpos + ácido nucleico diagnostica correctamente el Sars-CoV-2.

2 - Las pruebas rápidas de anticuerpos detectan respuestas inmunitarias contra el Sars-CoV-2 que transporta D614G, una cepa del coronavirus mucho más contagiosa.

3 - Las pruebas rápidas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 no presentan reacciones cruzadas con los anticuerpos contra el CoV estacional.

4 - La falsa positividad en las pruebas de anticuerpos en sangre por punción en el dedo del Sars-CoV-2 puede ser muy baja.

El equipo de científicos y médicos de la Universidad de Cambridge realizó las pruebas combinadas para los pacientes que llegan al hospital universitario. Ravi Gupta, profesor de microbiología clínica en el Instituto de Inmunología Terapéutica y Enfermedades Infecciosas de esa casa de altos estudios dijo: “Todavía no tenemos una prueba estándar de oro para diagnosticar COVID-19. Esto plantea un desafío para los trabajadores de la salud, que necesitan tomar decisiones rápidas y seguras sobre cómo y dónde tratar a los pacientes”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Salud